PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
EFE/ Piergiovanni

Las empresas del IBEX 35 perdieron 12.000 millones de euros en el trimestre del confinamiento

En el conjunto del semestre, de las 35 compañías que componen el IBEX, solo cinco, Enagás, Endesa, Iberdrola, MásMóvil y Viscofán, mejoraron sus beneficios respecto a 2019

El confinamiento y la paralización de la actividad productiva para contener el covid-19 llevaron a las empresas del IBEX-35 a cerrar los peores tres meses de su historia, con pérdidas inéditas de más de 12.000 millones de euros en el segundo trimestre fiscal, de los cuales más de 11.000 correspondieron al Santander.

Las enormes pérdidas del banco en el segundo trimestre del año (11.129 millones) se derivaron de su decisión de actualizar el valor contable de sus filiales en Reino Unido, EE.UU. y Polonia.

Así, tras el histórico batacazo de los tres primeros meses del año, cuando las empresas del IBEX-35 acumularon pérdidas cercanas a los 1.000 millones, las cuentas del segundo trimestre, con restricciones de movilidad en toda España, fueron aún peores, para encadenar así, por primera vez, dos trimestres de números rojos.

Con todo, la caída de los ingresos no fue tan abrupta (en torno al 34 %, siempre según cálculos de Efe), de ahí que el beneficio bruto de explotación antes de intereses, amortizaciones e impuestos (ebitda) continúe en positivo, aunque con un descenso cercano al 14 % en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Inditex

La última en presentar sus cuentas -lo ha hecho este miércoles-, ha sido Inditex, al ser su año fiscal distinto; el gigante textil perdió 195 millones de euros en el primer semestre fiscal -de febrero a julio-, pero sus resultados fueron mejores de lo previsto, ya que en su segundo trimestre -de mayo a julio- logró un beneficio de 214 millones de euros.

Con un 98 % de sus tiendas abiertas, se mantiene el tono de sus ventas por internet, que crecieron un 74 % en el semestre, según los analistas de Renta 4, que destacan favorablemente la gestión de los gastos operativos e inventarios, que ha sido posible gracias a la flexibilidad del negocio.

Sólo cinco de 35 compañías suben su beneficio

En el conjunto del semestre, de las 35 compañías que componen el IBEX, solo cinco, Enagás, Endesa, Iberdrola, MásMóvil y Viscofán, mejoraron sus beneficios respecto a 2019.

En conjunto, en lo que va de 2020 las empresas del IBEX han perdido más de 15.748 millones, frente a los más de 19.000 millones que ganaron en el primer semestre del año anterior.

Pese a lo escandaloso de las pérdidas netas acumuladas en lo que va de año, lo cierto es que el ebitda de las integrantes del IBEX-35 se acerca a los 20.000 millones de euros.

Igualmente, los ingresos de las empresas únicamente han caído un 18 %, para superar los 137.000 millones, según los cálculos de Efe.

Banca y turismo, los grandes perdedores

Las cuantiosas provisiones acometidas durante la primera mitad del año por el sector financiero y la citada revisión contable del Santander han hundido los beneficios del sector, con números rojos para las dos mayores entidades.

Junto al Santander, que concentra el 74 % de las registradas en el IBEX 35 en lo que va de 2020, el BBVA despidió el semestre en rojo, aunque en su caso fue más moderado (1.157 millones).

Bankia vio recortado su beneficio un 64,4 % por provisiones de más de 300 millones para afrontar la crisis, al igual que Bankinter, que ganó 109 millones, un 64,7 % menos. Las ganancias de CaixaBank y el Banco Sabadell cayeron el 67 y 72,7 %, respectivamente, también por provisiones millonarias.

Junto a la banca, el gran perdedor ha sido el turismo. Solo IAG perdió en la primera mitad del año 3.806 millones; Aena, 170 millones, y Amadeus, 197. Las pérdidas de Meliá superaron los 358 millones.

Las eléctricas y gasísticas, las que ganan

Por contra, las energéticas se han mostrado como las más sólidas en el nuevo escenario perfilado por el coronavirus. Iberdrola ganó en el primer semestre 1.845 millones (un 12,2 % más) y Endesa, 1.128 millones (un 45,4 % más). Enagás también mejoró su ganancia (un 9,4 %) hasta 236,3 millones.

Peor suerte corrió Repsol que, por el desplome de la demanda y de los precios del crudo y del gas, perdió 2.484 millones.