Las empresas ‘zombis’, una amenaza para la economía, según la banca

Las empresas ‘zombis’, una amenaza para la economía, según la banca

26 octubre, 2020
|
Actualizado: 26 octubre, 2020 17:37
|

El presidente de la patronal de la banca española, la AEB, José María Roldán, ha avisado hoy de que las empresas «zombis», las que no van a salir adelante tras la retirada de las medidas de apoyo, pueden dificultar la transformación del tejido productivo español en una economía más sostenible.

En su intervención en la clausura del III Foro Banca, organizado por El Economista, Roldán ha dicho que la banca debe seguir apoyando a sus clientes, a la economía productiva, y generar nuevas oportunidades para ese nuevo tejido productivo «digital y verde» que se tiene que poner en marcha.

Y en ese contexto es importante «minimizar la existencia de empresas «zombis», porque cuantas más haya, más difícil será realizar esa transformación, ha añadido.

En el plano macro, ha insistido en que la segunda oleada del virus que sufre Europa es un buen indicativo de la «enorme incertidumbre» a la que está sometida la economía, y ha dicho que tras hablar de recuperación «en V, en W, o en K», ya «hemos agotado el abecedario».

En este contexto de falta de visibilidad, en el que algunos sectores económicos se recuperan con brío y otros siguen sufriendo, los bancos tienen que identificar los daños que van a sufrir sus balances, lo que no es fácil, ha dicho.

En cuanto a los dividendos, ha considerado que todo el mundo es consciente de la «excepcionalidad» de la recomendación del BCE a las entidades de no repartir dividendos hasta 2021, y ha añadido que señalar a las más débiles está haciendo que las más fuertes, las que pueden pagarlos, «se vean sometidas a un juicio excesivamente severo por parte del mercado».

Por lo tanto, la medida se entiende, «se entienden los pros y los contras, pero cada vez hay menos pros», ha dicho, antes de apostar por la pronta revisión de la medida, que a su juicio está cerca «porque EE.U.U. ya se está moviendo».

Asimismo, ha considerado que la «deconstrucción» del negocio bancario que trae consigo la llegada de los gigantes tecnológicos supone «enormes desafíos» para la estabilidad financiera, que tienen que resolver los reguladores y supervisores.

Roldán ha destacado que estas macroempresas, como Amazon, Google o Apple, están entrando en ciertos aspectos del negocio bancario sin estar sometidas a la misma regulación y supervisión que la banca.

«Las autoridades no deben subestimar la complejidad del nuevo mundo al que vamos, donde los riesgos sistémicos tienen nuevas formas» y hay que controlarlas, por lo que las llamadas «bigtech» tienen que acostumbrarse «a estar bajo el escrutinio del supervisor, como todos», ha sentenciado.

Noticias Relacionadas: