Programas del domingo
Las fotovoltáicas denuncian ‘tongo’ en la subasta de renovables a favor de las eólicas

Las fotovoltáicas denuncian ‘tongo’ en la subasta de renovables a favor de las eólicas

17 mayo, 2017
|
Actualizado: 17 mayo, 2017 17:48
|
PUBLICIDAD

Las fotovoltáicas denunciarán el diseño de la subasta de hoy de renovables ante Competencia de la CE porque todo lo concedido ha sido en energía eólica.La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha anunciado hoy que denunciará ante la Dirección General de la Competencia de la CE el diseño de la subasta de renovables que se ha celebrado hoy, en la que los 3.000 megavatios (MW) que se han adjudicado han sido todos para proyectos eólicos.

En un comunicado, esta organización ha señalado que el resultado de la puja, en la que la energía solar fotovoltaica no ha obtenido ningún megavatio, pone de manifiesto que esta tecnología «ha competido en condiciones de discriminación».

Según la UNEF, el mal diseño y las reglas de la subasta han dado ventaja a la tecnología eólica, que se ha adjudicado la totalidad de la potencia licitada, a pesar de que la fotovoltaica había ofertado al mismo precio, debido a que en caso de empate el criterio para resolver la adjudicación era el número de horas de funcionamiento de la instalación tipo.

Neutralidad tecnológica

A juicio de la UNEF, el diseño de la subasta «incumple con el principio de neutralidad tecnológica» y no ha dejado demostrar a la fotovoltaica su competitividad, que ha reducido sus costes en un 80 % en los últimos años.

Para esta asociación, que forman más de 250 empresas y entidades que representan más del 85 % de la actividad del sector en España, el resultado de la subasta ha sido una «ocasión perdida» para los consumidores, que con un diseño de subasta basado en la libre competencia podrían haber tenido un precio más barato.

La UNEF ya recurrió ante el Tribunal Supremo (TS) la regulación de la subasta de renovables y solicitó la suspensión cautelar de la misma, aunque el tribunal desestimó esta última medida al considerar que, en todo caso, los daños causados podrían ser resarcidos con una compensación económica.

‘Argucias legales’

En términos parecidos se ha expresado el presidente de la Asociación Nacional de Productores Fotovoltaicos, Anpier, Miguel Ángel Martínez Aroca, que ha denunciado «argucias legales» para que en la subasta celebrada hoy toda la capacidad para nuevos proyectos renovables sea para la energía eólica.

Martínez Aroca ha criticado, en declaraciones a Efe, las «maniobras preparadas ‘ad hoc'» para que fuera la tecnología eólica la que consiguiera «en exclusiva» la totalidad de los 3.000 megavatios (MW) que se han adjudicado en la subasta.

Ha denunciado que se ha utilizado a las grandes empresas y se ha excluido «a conciencia» a la generación eléctrica «más social» y a las pymes para concentrar «monopolísticamente» la energía en grandes compañías para no dar participación «a nadie más en el negocio de generación renovable».

En su opinión, con la orden de convocatoria de la subasta, que establecía como criterio de desempate el mayor número de horas de funcionamiento, lo que beneficiaba a la energía eólica, se sabía lo que finalmente iba a ocurrir, que la tecnología solar fotovoltaica, que no pudo concurrir a la anterior subasta, quedaría también en esta nueva excluida.

Ha añadido que con esas reglas del juego se sabía que, al final, el cien por cien de la capacidad que salía a subasta iba a ser para la energía eólica, «excluyendo a la pequeña generación».

La energía fotovoltaica, fuera de la subasta

La energía fotovoltaica vuelve así a quedarse sin asignación en esta nueva subasta, en la que no había cupos por tecnologías (eólica, solar fotovoltaica y otras), después de que en la anterior, celebrada en enero de 2016, no pudiera optar, al convocarse sólo para proyectos eólicos y de biomasa.

Forestalia es la virtual ganadora con cerca de 1.200 Mw eólicos, mientras que grandes eléctricas, que se quedaron fuera en la primera subasta, sí han conseguido su trozo de pastel en esta.

Gas Natural se ha adjudicado 667 MW; Endesa, 540 MW, y Gamesa, 206 MW, aunque también compañías pequeñas del sector de las renovables, como la aragonesa Brial Energía y Norvento, también han conseguido en la puja 237 MW y 148 MW, respectivamente.

Los precios de esta segunda subasta se fijan a través del método marginal, es decir, el más bajo fija el de toda la subasta. El precio mínimo es de 52 euros por Mw. Toda la subasta se ha adjudicado a proyectos con molinos de viento, ninguno fotovoltaico, tal y como denunciaban asociaciones y empresas para impugnarla.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD