Programas del sabado
Las medidas para evitar el fraude de los comerciales de electricidad, insuficientes para los consumidores

Las medidas para evitar el fraude de los comerciales de electricidad, insuficientes para los consumidores

22 enero, 2018
|
Actualizado: 22 enero, 2018 9:17
|
PUBLICIDAD

La OCU cree que la comercialización puerta a puerta debería paralizarse hasta que no exista un marco legal óptimo que proteja claramente al consumidor ante los abusos y estafas que se llevan a cabo especialmente a personas de mayor edad.
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha pedido al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital que introduzca cambios en la base de datos común que utilizan las comercializadoras eléctricas.
La CNMC ha propuesto que las empresas energéticas establezcan un control de calidad realizado por una compañía externa para las contrataciones realizadas a domicilio, con el fin de acabar con el fraude y las malas prácticas detectadas en la comercialización puerta a puerta. La Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, valora positivamente que se tomen medidas para controlar este tipo de prácticas comerciales, ya que el intento de engaño en el sector energético es uno de los problemas más graves que lo consumidores tienen que afrontar cuando un comercial llama a su puerta.
Las mentiras y estafas de los comerciales de Endesa

La Organización considera la propuesta de la CNMC como un primer paso para luchar contra las estafas y malas prácticas detectadas de forma demasiado frecuente en este tipo de comercialización. Sin embargo, OCU cree que se trata de una medida insuficiente, ya que el problema exige actuaciones y medidas más rápidas que protejan a los consumidores de manera efectiva.
En este sentido, OCU cree que la comercialización puerta a puerta debería paralizarse hasta que no exista un marco legal óptimo que proteja claramente al consumidor ante los posibles abusos que se llevan a cabo a través de esta práctica comercial.
La Organización cree además que el usuario debería poder ejercer su derecho (como ocurre con la publicidad no deseada) a no recibir ningún tipo de visita comercial en casa. Del mismo modo, OCU propone que se establezcan duras sanciones ejemplarizantes, actualmente son irrisorias, para aquellas empresas que realicen o intenten realizar prácticas engañosas a través de la comercialización a domicilio, y que sirvan para desincentivar su uso entre las mismas.
Rebajas en la factura de la luz, un gancho para robar en viviendas de ancianos
Además, la Organización considera que la comercialización de suministros básicos como los de gas y electricidad, debería estar sujeta a condiciones especiales de protección, ya que son servicios de los que no se pueden prescindir y que incluso los consumidores más vulnerables, como las personas mayores, tienen necesidad de contratar.
En este sentido, según un estudio realizado por OCU, el 33% de los nuevos contratos de electricidad, el 3% de los de gas y el 52% de los combinados se realizan a través de la comercialización puerta a puerta. Sin embargo, en muchos casos, los consumidores no son conscientes de lo que finalmente terminan contratando, especialmente cuando el comercial ofrece al usuario un descuento sobre su tarifa habitual.
 
 

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD