Programas del domingo
Las nuevas normas de la UE para homologación de vehículos entran en vigor este martes ¿En qué consisten?

Las nuevas normas de la UE para homologación de vehículos entran en vigor este martes ¿En qué consisten?

31 agosto, 2020
|
Actualizado: 31 agosto, 2020 16:47
|

El nuevo reglamento de la Unión Europea (UE) sobre la homologación y la vigilancia del mercado de los vehículos de motor, que pretende garantizar unos automóviles más respetuosos con el medio ambiente tras el escándalo «Dieselgate», empezará a aplicarse en el club comunitario mañana martes.

Adoptadas en mayo de 2018, las normas revisan y endurecen el sistema anterior de vigilancia del mercado y de homologación de tipo, es decir, el proceso para certificar que un vehículo está en línea con todos los requisitos para ser introducido en el mercado y para controlar el cumplimiento de la legislación de la UE por parte de los fabricantes, incluidos los límites de emisiones.

Así, el reglamento pretende mejorar la independencia y calidad de las pruebas antes de comercializar un vehículo, de modo que para obtener y mantener su designación por los países, los servicios técnicos que realicen ensayos e inspecciones de nuevos modelos de automóviles serán objeto de una auditoría independiente basada en criterios «estrictos», indicó la Comisión Europea en un comunicado.

Con las nuevas normas, las autoridades nacionales de homologación de tipo estarán sometidas a revisiones por pares para asegurar que las normas correspondientes se aplican y se hacen cumplir «de manera rigurosa en toda la UE», agregó Bruselas.

El marco también mejora los controles de los vehículos que ya circulan en el mercado y los controles para su venta en los concesionarios.

Por tanto, a partir del martes, los Estados miembros están obligados a someter a ensayo con regularidad un número mínimo de vehículos y podrán adoptar medidas de salvaguardia contra los vehículos no conformes en su territorio sin esperar a que actúe la autoridad que expidió la homologación de tipo.

Además, gracias a las reglas actualizadas, la Comisión podrá ahora llevar a cabo controles de cumplimiento y conformidad de vehículos en laboratorios o en carretera.

En caso de que los fabricantes incumplan la legislación en materia de homologación de tipo, por ejemplo, mediante dispositivos de desactivación o declaraciones falsas, la Comisión puede ordenar recuperaciones a escala de la UE e imponer a tales fabricantes sanciones de hasta 30.000 euros por automóvil.

Hasta ahora, solo las autoridades nacionales de homologación de tipo del automóvil podían imponer tales medidas.

«Los europeos esperan, con razón, conducir los automóviles más limpios y seguros, lo que presupone la realización de controles más estrictos de los automóviles que se comercializan y que circulan por nuestras carreteras. Y exige también una garantía de cumplimiento y una supervisión a nivel europeo», declaró el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton.

El Ejecutivo comunitario aseguró que desde la adopción del reglamento en 2018 por los colegisladores de la Unión (Eurocámara y países), los fabricantes de automóviles, los organismos de homologación de tipo y otras partes relacionadas «han trabajado de manera constante para aplicar las nuevas normas y adaptarse al mayor rigor de los requisitos».

Las nuevas normas fueron propuestas por la Comisión en 2016 tras el escándalo del «Dieselgate», en el que se descubrió que Volkswagen utilizaba un software ilegal para que los coches no rebasaran en los exámenes técnicos los límites de óxido de nitrógeno (NOx) que sí superaban en carretera. E

.
Noticias Relacionadas: