Programas del sabado
Las salidas de CaixaBank, Gas Natural Fenosa y Sabadell le cuestan a Cataluña 1.500 millones al año

Las salidas de CaixaBank, Gas Natural Fenosa y Sabadell le cuestan a Cataluña 1.500 millones al año

06 octubre, 2017
|
Actualizado: 06 octubre, 2017 20:20
|
PUBLICIDAD

CaixaBank, Banco Sabadell y Gas Natural Fenosa se han marchado de Cataluña para situar su sede social en Valencia, Alicante y Madrid, respectivamente. Si Cataluña decidiera la independencia, dejaría de recaudar sólo con estas tres empresas 1.000 millones de euros.

El cambio de sede social implica que se tributa ahora en otras zonas de España. CaixaBank pagará los preceptivos impuestos en Valencia; Banco Sabadell en Alicante; y Gas Natural Fenosa en Madrid. Esto supone un nuevos ingresos para las Comunidades Autónomas y sobre todo para la economía localizada cerca de estas sedes, ya que se trae el mayor poder adquisitivo de estas compañías.

El Impuesto de Sociedades de estas entidades recala íntegramente en el Estado, es decir, entre el 25% y 30% de todo el beneficio obtenido en España. De esta forma, según los datos públicados en la CNMV y recogidos por Intereconomía.com, el nuevo país Cataluña, dejaría de ingresar unos 250 millones de CaixaBank, otros 300 de Gas Natural Fenosa y unos 107,6 millones de Banco Sabadell, un dinero con el que la Generalitat sí contaba para su nuevo Estado.

A este montante hay que añadir el IVA. Y es que, cerca del 20% de las operaciones financieras sí tienen que abonar este impuesto, como también las facturas de luz y gas, un montante, que según las cifras recogidas por este diario, alcanzaría cerca de otros 800 millones de euros al año entre las tres empresas aproximadamente. Y es que este impuesto tiene un impacto muy significativo para la Autonomía que acoge las empresas. El actual sistema de financiación autonómica ofrece la devolución del 50% del IVA, por lo que los 6 millones de clientes de Gas Natural Fenosa pagan el IVA del 21% en la factura, y la compañía lo tributa desde Cataluña. Con los datos de la factura media, el montante por IVA alcanzaría los 707 millones solo de la gasista.

A todo ello hay que sumar el impuesto de actividades económicas y los impuestos de IRPF del personal de la nueva sede, así como los actos jurídicos documentados -notarías, gestoría, etc…-.

Solo por el IRPF, Cataluña deja de ingresar los tributos correspondientes a los sueldos del personal que atienda estas nuevas sedes. Cabe destacar, que en 2016, el consejo de Gas Natural Fenosa cobró en 2016 un total de 2,546 millones de euros, un 11% más que el pasado año. El de CaixaBank alcanzó los 7,22 millones de euros, mientras que el de Banco Sabadell, El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu cobró 2,6 millones en 2016, mientras el consejero delegado, Jaime Guardiola, dos millones.

Por su parte, el consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola, devengó el pasado año una retribución de 2 millones de euros, un 19% inferior a la de 2015, mientras que el presidente de la entidad, Josep Oliu, percibió cerca de 2,6 millones de euros, un 8,7% menos. A todos ellos hay que sumar los altos tributos que pagaban los ejecutivos de la sede de cada una de estas compañías en Cataluña, cuyo tramo máximo autonómico alcanza el 56%. Cabe recordar que el Estado devuelve el 50% del IRPF a las Comunidades Autónomas.

El IBI, de los pocos impuestos que no afectan a los Ayuntamientos. En cuanto a los Ayuntamientos, apenas notarán la pérdida de ingresos, ya que el Impuesto de Bienes Inmuebles continuará cobrándose. Y las nuevas sedes continuarán pagando por el IBI, como hasta ahora.

En caso de una independencia, la caída de ingresos en Cataluña con estas tres compañías podría aún reducirse más, ya que Gas Natural ha mantenido parte de su actividad exclusiva en Cataluña. Hasta ahora, más de 4.000 empresas han salido de Cataluña, pero otras han llegado, con un saldo negativo para la economía de Puigdemont y Junqueras de 209 en solo el segundo trimestre.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD