PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Las ministras de Educación, FP y Portavocía Isabel Celaá e Industria, Reyes Maroto (d), durante una sesión de control en el Congreso de los Diptados.- EFE/Ballesteros

Las ventas de coches nuevos han caído cinco meses consecutivos desde que Reyes Maroto es ministra

Reyes Maroto rechaza ser responsable de que las matriculaciones de coches caigan en España, pese a sus reiterados ataques al díesel. Lleva ocho como ministra, pero solo hay datos de siete meses, y de esos siete, cinco consecutivos, desde septiembre de 2018 a nero de 2018, la caída de ventas ha sido consecutiva.

PUBLICIDAD

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que ha recibido fuertes críticas por su actitud ante el diésel por fabricantes y sindicatos, ha rechazado hoy, en la Sesión de Control al Gobierno, ser la responsable de que el mercado del automóvil en España acumule desde enero cinco meses a la baja.

En el Congreso de los Diputados, a la pregunta del diputado del PP José Ignacio Echániz de si tiene que ver con la caída de las matriculaciones, la ministra le ha respondido categóricamente que no.

Maroto le ha explicado que si mira las estadísticas de matriculaciones, puede ver que, con la entrada en vigor en septiembre de 2018 del nuevo sistema de homologaciones WLTP, subieron las ventas en agosto y luego cayeron por ese adelanto de las compras.

PUBLICIDAD

Sin embargo, ha precisado, 2018 se cerró con máximos de matriculaciones y 1,3 millones de vehículos vendidos, el 7% más en términos interanuales..

Echániz le ha replicado que las declaraciones «torpes y de los hermanos Marx» acerca de que el diésel tenía los días contados y la más reciente de que le «queda larga vida», han provocado la caída del mercado.

En su opinión, éstas han generado incertidumbre en un sector estratégico, lo que es «tan grave» que ha provocado que en el último mes se hayan comprado más vehículos de quince años de antigüedad que nuevos.

A su juicio esto está ocasionando que aumente la contaminación y disminuya la seguridad vial, así como una caída de las exportaciones de vehículos.

PUBLICIDAD

Por ello, ha acusado al Gobierno de ser generador de problemas, de cerrar fábricas y de subir los costes energéticos y laborales.

Reyes Maroto le ha contestado que en los siete años de gobierno del PP no hicieron nada, mientras que el PSOE en ocho meses ha aprobado un régimen transitorio para el WLTP que ha evitado un impacto negativo, ha eliminado la figura del gestor de carga eléctrico, ha mejorado el contrato de relevo por importe de más de 400 millones de euros y ha aprobado el Plan Moves para vehículos alternativos y 60 millones de presupuesto.

Además, negocia con el sector un Acuerdo estratégico de la automoción, que contempla ayudas de 2.686 millones de euros hasta 2025.

En contraposición, ha subrayado, el PP solo aprobó una agenda para el automóvil, que es «papel mojado, porque la dotaron de 0 euros».