Programas del domingo
Emilio Saracho ya es presidente del Popular entre críticas de los accionistas a Ron

Emilio Saracho ya es presidente del Popular entre críticas de los accionistas a Ron

20 febrero, 2017
|
Actualizado: 20 febrero, 2017 17:40
|
PUBLICIDAD

Emilio Saracho ya es presidente del Banco Popular. Por la mañana, los accionistas, en una tensa junta, han votado favorablemente a su nombramiento, que ha sido ratificado esta tarde por el consejo del banco.

Los accionistas del Banco Popular han dado hoy su visto bueno al nombramiento como consejero ejecutivo de Emilio Saracho en la Junta extraordinaria de la entidad, y han exigido al equipo directivo saliente, encabezado por Ángel Ron, que responda con su patrimonio por su «nefasta gestión».

El consejo de administración del Banco Popular, reunido hoy tras la junta de accionistas, ha acordado por unanimidad designar a Emilio Saracho presidente de la entidad.
El citado acuerdo se ha producido después de que la junta de accionistas de hoy haya apoyado con el 98 % de los votos el nombramiento de Saracho como consejero ejecutivo.
Según un comunicado remitido por el banco, tanto el nuevo presidente como el resto de miembros del consejo de administración han agradecido al expresidente Ángel Ron la labor realizada durante más de una década al frente del banco y han reconocido su dedicación a la entidad.
Tras su nombramiento, Saracho ha manifestado que «es una satisfacción formar parte del Popular, una entidad muy relevante para la economía española».
«Soy muy consciente de la alta responsabilidad que asumo como presidente del banco», ha asegurado.

Cambios en el consejo

Tal y como ha explicado el banco en un hecho relevante remitido a la CNMV, tras la junta, el consejo de administración ha acordado también por unanimidad, el nombramiento por cooptación de Carlos González Fernández y de Antonio González-Adalid García-Zozaya como consejeros independientes, para cubrir las vacantes producidas por la salida de Ana María Molins y Jorge Oroviogoicoechea Ortega.
Asimismo, el consejo ha adoptado por unanimidad el nombramiento de Carlos González Fernández y de Antonio González-Adalid como presidente y vocal de la Comisión de Auditoría, respectivamente.
Antonio González-Adalid García-Zozaya ha sido designado presidente de la Comisión de Riesgos, tras cesar en el cargo de vocal de la comisión Roberto Higuera Montejo.

Ascenso de Reyes Calderón

De la misma manera, Reyes Calderón ha sido designada vocal de la Comisión de Retribuciones, y José Ramón Estévez Puerto, vocal de la Comisión de Nombramientos, Gobierno y Responsabilidad Corporativa.
Tras los nombramientos aprobados por el consejo, la comisión delegada del Banco Popular queda formada por Emilio Saracho(presidente), Pedro Larena (consejero delegado), Roberto Higuera (vicepresidente), José María Arias Mosquera (vicepresidente) y Francisco Aparicio Valls (secretario).

Tensa junta de accionistas

Antes de la reunión del consejo, se celebró una tensa junta de accionistas. En el turno de preguntas de los accionistas, en el que han intervenido casi una treintena, muchos se han quejado por la práctica desaparición de sus ahorros tras las numerosas ampliaciones de capital hechas en los últimos años, así como por la entrada «a destiempo» del banco en el negocio inmobiliario, la compra del Banco Pastor y la «desastrosa» gestión de Ron.
Estos señores «no pueden irse de rositas después de haber dejado el banco hecho una mierda», ha dicho un asistente, y por eso ha propuesto a todos los accionistas que se unan para interponer una demanda de responsabilidad contra Ron y su cúpula.
También han pedido a Saracho que exija la dimisión de todo el Consejo, por llevar al banco a la ruina y han calificado de «indecente» la actuación de Ron, al que uno ha llamado «ángel exterminador» y otro le ha reprochado que ha sido «el peor presidente de la historia» del banco.
«Tenía que estar usted aquí para oír lo que estamos diciendo», dijo otro indignado, mientras otro extendía sus quejas a los miembros del Consejo de Administración por su responsabilidad en la deriva del banco.
Otros accionistas le han reprochado a Ron que dijera recientemente en la presentación de los resultados del banco que se marcha «con la satisfacción del deber cumplido», y uno de ellos incluso se ha preguntado en tono irónico si ese deber era «llevar el banco a la bancarrota».

Indemibnizaciones al equipo saliente

Pero si la gestión de Ron ha levantado ampollas, tampoco se ha quedado atrás la indemnización que él y algunos miembros de su equipo van a cobrar a su salida de la entidad, así como sus salarios y las aportaciones a sus respectivos planes de pensiones.
Uno de los accionistas ha pedido que todas estas cantidades se les entreguen sólo cuando la acción recupere el valor que tenía cuando Ron se hizo cargo del banco.
En concreto, según ha comunicado hoy la entidad a la CNMV mientras se celebraba la Junta, Ron ha cobrado de 1,47 millones de euros en 2016 y atesora más de 8,57 millones en su plan de pensiones.
Por su parte, el ex consejero delegado Francisco Gómez ganó en siete meses de 2016, desde su nombramiento, 1,845 millones de euros, en los que se incluye una indemnización de 1,145 millones, y recibió en su plan de pensiones 14,623 millones cuando se prejubiló.
Esta aportación hizo que los fondos que acumula en su «hucha» asciendan a 20,34 millones.
Y todo el mismo año en el que el Popular se anotó las pérdidas más abultadas de su historia, de unos 3.500 millones de euros, y el mismo en que las retribuciones de su Consejo de Administración se dispararon un 48,7 % respecto a 2015, hasta 6,88 millones, en parte por el finiquito del ex «número dos».
Los intervinientes también han querido dar un voto de confianza al que desde hoy será el nuevo presidente, Emilio Saracho, presente en la Junta aunque no ha intervenido, y le han pedido que no haga más ampliaciones de capital y que se plantee la posibilidad de exigir responsabilidades a los anteriores dirigentes del banco.

«Quiero felicitar al consejo entrante y a Saracho, aunque debería darles el pésame» porque la labor que tienen por delante es de todo menos fácil, dijo otro accionista

El vicepresidente de la entidad, Roberto Higuera, que ha conducido la Junta en ausencia de Ron, ha agradecido a todos sus intervenciones, pero les ha afeado las descalificaciones personales en las que muchos han incurrido.
Los accionistas también han ratificado el nombramiento de Pedro Larena como consejero delegado del banco, han dado el visto bueno a la salida de dos consejeros, Ana María Molins y Jorge Oroviogoicoechea, cuyos mandatos ya habían concluido y a la entrada del consejero dominical Jaime Ruiz.
Este último representa al grupo mexicano BX+, que fue precisamente el principal impulsor de la candidatura de Saracho para ponerse al frente de la entidad.
La Junta ha dado asimismo el visto bueno a la política de remuneraciones de los miembros del Consejo de Administración.

El consejo defiende a Ron

El vicepresidente del consejo de administración del Banco Popular, Roberto Higuera, ha defendido hoy ante la junta de accionistas la situación actual de la entidad y la labor que ha llevado a cabo al frente del banco el hasta hoy presidente Ángel Ron.

Higuera ha hecho esta defensa durante la junta de accionistas extraordinaria que ha celebrado hoy el banco, y ante las muchas críticas que han lanzado los intervinientes contra el hasta hoy presidente, al que han exigido responsabilidades por su «nefasta gestión».
Ron ha cesado hoy como presidente ante el consejo de administración en una reunión celebrada antes de la junta a la que no ha asistido, y que previsiblemente, dará su apoyo al nombramiento de Emilio Saracho, que tomará desde hoy mismo las riendas de la entidad.
«El consejo cree que Saracho es el presidente que necesita Popular» ha dicho Higuera, quien, tras la intervención de los accionistas, ha dicho que aunque defender a Ron requería de «coraje y humildad», admitía críticas hacía él, pero no las descalificaciones personales vertidas.
En este sentido, ha dicho que no estaba de acuerdo en que la responsabilidad de la situación del banco sea exclusiva de Ron.
«Se lo digo claro porque lo he vivido», ha manifestado Higuera, quien ha recordado que él también es accionista del banco y ha perdido.
«Ron ha actuado buscando el mejor interés del banco. Ha defendido su independencia y ha prestado a la entidad mucha dedicación, y con mucha honestidad», ha defendido el vicepresidente del consejo, que ha advertido de que «nadie podrá demostrar que Ron se haya llevado nada».
«Si ha tomado decisiones, es que pensó que eran las mejores», ha añadido Higuera.
Igualmente, ante las críticas lanzadas por los accionistas respecto a las indemnizaciones que recibirá Ron al dejar la entidad, ha explicado que no ha cobrado ninguna por abandonar la presidencia, pero sí lo puede hacer por los años que ha trabajado en el banco hasta que fue directivo.
Dicha indemnización ronda los 200.000 euros, aunque Ron no la ha solicitado.

Respuesta a las criticas de los accionistas

Ante las críticas lanzadas por algunos accionistas respecto a la mala situación en la que se encuentra el banco, Higuera ha asegurado que Popular «es un gran banco», «rentable», con márgenes elevados, y ha recordado que todas las cuentas han sido debidamente auditadas y supervisadas por la CNMV.
De la misma manera, ha indicado que aunque «puede que no sea un bancazo, no tiene nada que ver con otros que han tenido problemas legales muy serios».
«Debemos tener confianza en que vamos a recuperar el valor bursátil» ha asegurado Higuera, quien sobre el futuro del Popular ha dicho que, aunque no tiene constancia de que haya una operación para fusionar al banco con otra entidad, esa decisión será de Saracho.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD