Los controladores aéreos advierten: ‘Somos pocos para atender la recuperación del tráfico’

Los controladores aéreos advierten: ‘Somos pocos para atender la recuperación del tráfico’

Según el principal sindicato del sector, la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), el gran problema que tiene el acceso a este empleo público es que España es el único país de Europa en el que la formación se ha privatizado, de manera que hay que pagar sesenta mil euros por el curso para tener la formación para poder presentarse a las oposiciones.
23 noviembre, 2022
|
Actualizado: 23 noviembre, 2022 14:19
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

Los controladores aéreos han advertido este miércoles de que son pocos para afrontar la recuperación del tráfico aéreo, en un sector con una edad media de 55 años, en el que se jubilan cada año más profesionales de los que entran.

El principal sindicato del sector, la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), al que están afiliados el 90 por ciento de los dos mil controladores españoles, celebra desde hoy en Bilbao su 34º Congreso Nacional.

En una rueda de prensa, el presidente del sindicato, Pedro Grajera, y varios de sus compañeros, han analizado la actualidad del sector, marcado en lo laboral por la noticia positiva de que han llegado a un preacuerdo para su tercer convenio con la empresa, la sociedad pública Enaire.

Este preacuerdo tendrá que ser votado el 13 de diciembre por los controladores para entrar en vigor.

Si lo aprueban, el nuevo convenio «nos volverá a colocar en la normalidad tras doce años de conflictividad y litigios judiciales, y dará estabilidad al sector, lo que es bueno para nosotros y para todos», han comentado. El último convenio data del 2006 y, desde el 2011, se regían por un laudo.

El nuevo tendrá una vigencia de cinco años. El principal avance se ha dado en la disponibilidad y los turnos, para posibilitar la conciliación, de manera que lo económico no ha sido el caballo de batalla.

Hasta ahora, «estábamos obligados a trabajar en turnos forzosos durante los días libres, y no nos podíamos ni coger los días de asuntos propios», han explicado. Ahora se fijan los periodos de descanso y actividad, que era su principal reivindicación.

Con esta estabilidad en el convenio, la principal preocupación de los controladores de cara al futuro es el relevo generacional: los controladores tienen una edad media de 55 años y, en Madrid aproximación, el espacio con mayor tráfico aéreo de España, de 59 años.

«Cada año nos jubilamos más de los que entramos», han descrito. Son dos mil, y según el acuerdo alcanzado con Enaire en el 2018, para el 2025 debería haber en España 2.400 controladores, pero «ya vamos tarde». En teoría, antes de final de año tendrá que haber una nueva convocatoria (OPE) de 120 plazas.

Según los controladores, el gran problema que tiene el acceso a este empleo público es que España es el único país de Europa en el que la formación se ha privatizado, de manera que hay que pagar sesenta mil euros por el curso para tener la formación para poder presentarse a las oposiciones.

Los actuales controladores, que entraron cuando la escuela era gratuita, han lamentado que esta situación provoca un filtro económico en el acceso a la profesión y fallos en la formación, puesto que las escuelas privadas no tienen los mismos simuladores que en las torres, por su carestía.

La falta de personal, común a toda Europa, va a ser uno de los principales problemas en los próximos años si como parece se afianza la recuperación del tráfico aéreo tras la pandemia.

España es el país de Europa en el que más se ha recuperado el tráfico perdido durante la Covid-19, especialmente en las comunidades turísticas como Baleares y Canarias.

Por último, ha animado a las mujeres a apostar por esta profesión, que de momento solo tiene un 25 por ciento de empleo femenino.

Noticias Relacionadas: