Los estibadores inician ocho jornadas de huelga

Los estibadores inician ocho jornadas de huelga

05 junio, 2017
|
Actualizado: 05 junio, 2017 9:00
|

Los estibadores inician este lunes ocho jornadas de huelga, que se prolongarán hasta el 23 de junio tras el fracaso de la negociación con la patronal Anesco para alcanzar un acuerdo en el nuevo escenario laboral que se abre con la liberalización del sector.

Los paros se llevarán a cabo en las horas impares de este lunes, y el 7, 9, 19, 21 y 23 de junio, mientras que para el miércoles 14 está prevista una huelga ininterrumpida de 48 horas, desde las 08.00 de la mañana hasta la misma hora del viernes 16.

La primera de las ocho jornadas de huelga convocadas por los sindicatos de estibadores tras estancarse las negociaciones con la patronal Anesco ha comenzado con un amplio seguimiento, con respeto a los servicios mínimos y con normalidad en los principales puertos españoles.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha advertido de que la huelga puede dañar a la economía española y ha dejado claro que el Gobierno vigilará el cumplimiento de los servicios mínimos.

La huelga, que se ha iniciado a las 8 de la mañana aunque sólo se realizará en horas impares, se repetirá del mismo modo los días 7, 9, 19, 21 y 23 de junio, y está convocado un paro de 24 horas para el 14.

En Algeciras, el mayor puerto de España por tráfico de mercancías, la huelga ha empezado con un seguimiento total por parte de los operarios de las dos terminales de contenedores, según han indicado fuentes sindicales. Para cumplir con los servicios mínimos, en ambas terminales están operando 93 trabajadores durante las horas pares.

 

No obstante, los servicios mínimos, que afectan a tres barcos, serán atendidos sin interrupciones y se respetarán, según fuentes sindicales.

Los trabajadores se han concentrado esta mañana en la entrada del puerto durante con pancartas en las que se leían lemas como «Estibadores de Bilbao en lucha» y «No al Real Decreto».

En Vigo, la huelga de los estibadores ha comenzado con normalidad, según coinciden fuentes de la Autoridad Portuaria y sindicales consultadas por Efe.

Fuentes sindicales han explicado que, al tratarse de paros alternos, secunda la huelga todo el colectivo.

Sin embargo, estas fuentes han dicho que el impacto en la actividad del puerto será «mínima», en todo caso «pequeños» retrasos en las operaciones de carga y descarga.

En la terminal de Bouzas hay dos barcos de transporte de vehículos cuya actividad se ha visto interrumpida.

En Santander, la huelga ha paralizado por completo la actividad del puerto.

Pablo Gutiérrez, presidente del comité de empresa de Sestisan -patronal de los estibadores del puerto santanderino-, ha señalado que todos los estibadores han secundado la primera hora de paro y que la previsión es que sea así durante todas las movilizaciones convocadas.

La huelga ha afectado a la carga y descarga de cuatro buques en el Puerto de Santander: uno que transporta vehículos, otro con mineral, uno con grúas y un cuarto vacío a la espera de carga.

Los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento obligan a atender a las embarcaciones que transporten mercancías peligrosas, perecederas o pasajeros, por lo que el ferry no se verá afectado.

Los puertos de Baleares operan con normalidad, ya que los servicios mínimos se están cumpliendo en los muelles de Palma, Alcúdia, Ibiza, Mahón y Formentera, según fuentes de la Autoridad Portuaria, la Delegación del Gobierno en Baleares y la Sociedad de Estiba.

En el Puerto de Cartagena, la huelga no está teniendo «ninguna incidencia», ya que la plantilla se ha reducido al mínimo y los trabajos los desempeñan empresas privadas, según ha explicado a Efe uno de los representantes de la Sociedad Estatal de Estiba (Sesticarsa) del puerto, Damián Reyes.

En la actualidad, en Cartagena solo hay 17 estibadores, de los que tres se encuentran liberados y otros tres de baja laboral prolongada, por lo que a efectos reales solo once están operativos.

Los servicios mínimos obligan a trabajar a siete de ellos, con lo que solo cuatro están en disposición de seguir la huelga.

Así queda la estiba tras el nuevo real decreto del Gobierno

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha advertido del daño que supone esta huelga a la economía, teniendo en cuenta que, en el caso de los puertos, a diferencia de lo que ocurre en otros sectores, «las pérdidas se pueden prolongar bastante más allá del punto final del conflicto».

Además, según la patronal, desde el viernes pasado, se están produciendo las bajadas de producción, como medida para forzar la negociación, en algunos casos de hasta un 70% respecto al ritmo habitual de trabajo en la estiba, lo que está ocasionando «inasumibles pérdidas económicas para las compañías, que se encuentran indefensas, y cuantiosos daños al sector del transporte y la logística».

Cuatro días después de que el Gobierno lograra sacar adelante el real decreto-ley, por el que se liberaliza el sector, el pasado 18 de mayo, gracias al respaldo en el Congreso de Ciudadanos y PNV y la abstención de PDeCAT, los sindicatos y la patronal alcanzaron un principio de acuerdo que apuntaba a una rápida solución del conflicto.

Sin embargo, en la reunión celebrada el pasado viernes en la que se esperaba un avance definitivo que pusiera fin al conflicto, la situación ha dado un vuelco, tras un cambio de actitud de la patronal, según los sindicatos.

La parte social acusa a Anesco de dar «un giro» respecto al compromiso con la subrogación de los trabajadores adquirido en el preacuerdo, lo que hace que los sindicatos no vean lógica una negociación colectiva cuando «no sabemos si, finalmente, nosotros somos o no los trabajadores de sus empresas».

Los sindicatos insisten en que es algo que tienen que «saber de manera fehaciente, para poder negociar» y exigen a las empresas que cumplan con la palabra dada y garanticen todos los puestos de trabajo y también que se comprometan a formar parte de los centros portuarios de empleo (CPE).

Fomento ha fijado unos servicios mínimos de hasta el 100% durante la huelga convocada por los estibadores en las operaciones que afecten a mercancías perecederas y peligrosas, pasajeros, situaciones de emergencia y productos esenciales para las islas, Ceuta y Melilla.

Además, se exigirá el porcentaje necesario del servicio para garantizar un rendimiento no inferior al 50% del promedio del año natural anterior en jornada comparable (horario y tipo de mercancía).

Fomento vigilará el cumplimiento de los servicios mínimos durante la huelga a través de un comité interministerial, que se activará a primera hora y que estará analizando la situación con la información que le vaya llegando desde las autoridades portuarias.

.
Noticias Relacionadas: