Los inspectores del BdE, contra el informe de Deloitte que sirvió para vender el Popular al Santander por 1 euro

Los inspectores del BdE, contra el informe de Deloitte que sirvió para vender el Popular al Santander por 1 euro

13 junio, 2017
|
Actualizado: 13 junio, 2017 20:14
|

La Asociación de Inspectores y Auditores Informáticos del Banco de España carga duramente contra el informe de Deloitte que cifraba las pérdidas hasta en 8.000 millones y que desató su expropiación forzosa por 0 euros y posterior venta al Banco Santander por 1 euro.En un comunicado de esta asociación se asegura que es «llamativo» que el informe de Deloitte estableciera un rango tan amplio de valoraciones en función de dos escenarios hipotéticos. «Esto lleva a pensar que o los escenarios son de una diversidad extrema, o el experto no lo es tanto, o no lo es su independencia», tal y como señalan textualmente en su comunicado.

“Si a nuestros compañeros y a su inspector cabecera todavía hay quien les califica como “visionarios” que acertaron por casualidad, ¿dónde situar a los ‘expertos’ que afirman que las pérdidas que ahora evalúan pueden variar hasta en un 400%?”, dice el comunicado recordando a las críticas recibidas por los inspectores del Banco de España que alertaron del riesgo de sacar a Bolsa Bankia.

Los inspectores señalan que no se puede hacer una valoración de una horquilla entre 2.000 y 8.000 millones porque esto evidencia que el experto no lo es tanto, o no lo es la independencia de Deloitte

Los inspectores del Banco de España no valoran el procedimiento de rescate de Banco Popular, aunque cuestionan que el problema que hundió al banco fuera la liquidez, y no la solvencia. «A menudo una conduce a la otra, pero si se adoptan las medidas adecuadas resulta difícil de aceptar que hoy en día cualquier entidad financiera, por grande que sea, pueda verse abocada a la quiebra por un problema estrictamente de liquidez. Y si así llega a ocurrir, sería un indicio sólido de que los garantes de la estabilidad financiera no han procedido de la manera más adecuada», en una clara crítica al Banco de España y al Mecanismo Único de Supervisión (MUS).

Los inspectores creen que no funciona ni el actual modelo de supervisión única ni el modelo de resolución, aunque no haya supuesto costes para el contribuyente. Sí estan satisfechos por que la intervención bancaria del Popular se haya hecho sin coste público «es como estar contentos porque un paciente haya fallecido sin contagiar a nadie. Posteriormente se determinará si el fallecimiento era inevitable o no, pero en cualquier caso la pérdida es irreparable». Sin embargo, apuntan, asimismo, que los síntomas que alertaban de los graves problemas del banco se arrastraban y se conocían desde hace años por el Banco de España.

Este comunciado y la opinión de los inspectores, dudando abiertamente de la independencia y capacidad de Deloitte en su informe del valor de Popular, da, sin duda, nuevos argumentos a los accionistas del extinto Banco Popular  en los posibles litigios judiciales que ya han comenzado a presentar. El caso Bankia, por el que se investiga su salida a Bolsa, está sustentado en la opinión independendiente de unos peritos del propio Banco de España.

 

Noticias Relacionadas: