PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez GalánIgnacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, eléctrica que tiene abiertos dos importantes frentes judiciales: El caso Villarejo y la manipulación del precio de la electricidad en 2013.

Los peritos de la CNMC insisten en que Iberdrola manipuló el precio de la luz en 2013

Los peritos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que deben realizar un tercer dictamen sobre el informe de 2015 que dio lugar a una multa de 25 millones de euros a Iberdrola por manipular el mercado mayorista de la energía eléctrica en 2013, lo que se considera una conducta “muy grave”, se ratificarán en sus conclusiones y enviarán al juez Ismael Moreno toda la información que se le ha solicitado.

PUBLICIDAD

La sanción a Iberdrola Generación está relacionada con una actuación dirigida a elevar el precio de las ofertas en las centrales hidráulicas del Duero, el Sil y el Tajo entre el 30 de noviembre y el 23 de diciembre de 2013, justo antes de que la tarifa eléctrica se disparara y que le habría reportado a la empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán un beneficio extra de 21,5 millones de euros.

En las semanas previas a la celebración de la subasta Cesur para fijar los precios de la tarifa eléctrica de último recurso en el primer trimestre de 2014 se registraron fuertes subidas de precios en el mercado mayorista.

Estos repuntes provocaron que el precio resultante en la subasta subiera un 26%, lo que hubiera subido la tarifa un 10%.

PUBLICIDAD

Ante esta situación, la CNMC advirtió de situaciones atípicas, aunque no manipulación, lo que derivó en la suspensión de la subasta y, en última instancia, la sustitución del sistema de tarifa de último recurso por el precio voluntario al pequeño consumidor (pvpc).

La Comisión detalló que la ley del sector eléctrico especifica que se considera una infracción muy grave “cualquier manipulación fraudulenta tendente a alterar el precio de la energía eléctrica o la medición de las cantidades suministradas”.

La CNMC concluyó en su investigación que Iberdrola elevó los precios en esas fechas, cuando redujo el volumen de oferta por debajo de 70 euros el megavatio hora (MWh) y aumentó la que sobrepasaba ese importe. El importe récord se alcanzó un día de antes de la puja, el 18 de diciembre, cuando el megavatio hora (MwH) llegó a cotizar a 91,89 euros, un 126% más de los 40,65 euros por MwH del 25 de noviembre previo, informa El Confidencial.

La acusación contra Iberdrola es por manipular el precio de la luz sacando del sistema la energía hidráulica, la más barata de producir, e introduciendo la de combustibles fósiles, la más cara y que siempre entra la última a subasta

También apuntó que las hidroeléctricas redujeron su oferta a pesar de que los precios eran “notablemente superiores” a los de las semanas previas. En este punto destaca que las reservas hidráulicas de los embalses investigados eran superiores a las de años precedentes.

PUBLICIDAD

En consecuencia, la producción fue inferior a la de otros periodos comparables, incluso si los precios y las reservas hidráulicas eran superiores, lo que presionó al alza el mercado.

Además de responsabilidad administrativa, Iberdrola habría incurrido en delito penal

Esta sanción administrativa fue recurrida por Iberdrola por vía administrativa, pero paralelamente, a instancias de la UCO de la Guardia Civil, que veía en el caso responsabilidad penal, además de las administrativa, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno inicio un proceso penal en los que imputó a cuatro directivos de la eléctrica y a la propia empresa como persona jurídica.

Y ese es el caso que ha reactivado ahora el juez Moreno. Y es que la investigación judicial contra Iberdrola cuenta ahora con los peritos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) designados por orden judicial para valorar los documentos y testimonios incorporados a la causa y todo apunta a que la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán saco del sistema la producción de energía eléctrica hidráulica, la más barata, para enganchar en el mercado las fuentes de generación de energía más cara, como es la que se obtiene con combustibles fósiles.

La UCO, según El Confidencial, “registró dos sedes de Iberdrola y descubrió que la compañía fijaba el precio de su energía mediante “órdenes verbales” en reuniones sin actas y sin un protocolo interno que fijara los pasos de ese proceso. La energética presentó un informe pericial en el que negaba la más mínima irregularidad, rebatía los argumentos de la CNMC para multarla y acusaba al regulador de haber utilizado “procedimientos demasiado simplistas” para atribuirle una manipulación del mercado”.

La primera respuesta de los peritos de la CNMC llegó el 4 de mayo de 2018, según el mismo medio. En un informe al que ha tenido acceso El Confidencial, “rechazaron punto por punto las alegaciones de Iberdrola y concluyeron que la cotizada ofertó su energía hidráulica a un precio anormalmente alto para disparar la tarifa de la luz e incrementar de ese modo sus beneficios”.

La eléctrica sostiene que a finales de 2013 sus embalses tenían poca agua y, por tanto, una capacidad de generación limitada que provocó un alza del precio del MwH hidráulico. Sin embargo, los peritos de la CNMC apuntaron que, en los mismos periodos de los años anteriores, hubo la misma o menos agua en las centrales de Iberdrola pero el precio de su MwH nunca alcanzó esos niveles.

“(…) En periodos con reservas similares (diciembre 2011) o incluso considerablemente inferiores (diciembre 2012) a los de diciembre de 2013, la producción de las unidades de Duero, Sil y Tajo fue superior”, señaló el informe. “En diciembre de 2011 y 2013 el estado de las reservas era similar, pero la producción en 2013 llega a reducirse en torno a un 40% con respecto a la que se registró en 2011. En 2012, por el contrario, con un nivel de vaciado de los embalses continuado desde el verano de ese año que situó el nivel de reservas en torno al 50% del que se registró en 2013, la producción fue un 30-45% superior a la de 2013”.

El estudio presentado por la defensa de Iberdrola también expuso que otros operadores incrementaron igualmente el precio de su energía hidráulica en los mismos días. No opinan así los peritos de CNMC que respondieron a tal afirmación que “Iberdrola Generación es el grupo con mayor despacho hidráulico en noviembre y el que presenta una mayor reducción en diciembre”. “Por el contrario”, prosiguieron, “Endesa mantiene su nivel de despacho durante los días de precios elevados de diciembre e incluso en algunos días (5 y 12 de diciembre) lo aumenta, estando el nivel de reservas de sus cuencas en ese período por encima de la media histórica al igual que las de lberdrola Generación. En el caso de Gas Natural Fenosa, si bien se aprecia también una reducción de su despacho hidráulico [por el alza del coste], cabe decir que su embalse de Belesar, sobre el que descansa toda la regulación de la unidad de generación hidráulica de Miño, que representa en torno al 70% de la producción hidráulica de Gas Natural Fenosa, se encontraba a finales de noviembre con un nivel de reservas del 25% de su capacidad, próximo al mínimo registrado desde 2002, que justificaría su escasa programación”.

El último gran argumento de Iberdrola para rechazar que manipulara el mercado es que la acusación no tiene lógica porque no obtuvo ningún beneficio del alza de los precios. Sin embargo, los técnicos de la CNMC también desmintieron en su dictamen de mayo de 2018 esa afirmación y aseguraron que la compañía repercutió el aumento de la tarifa a mayoristas y minoristas, incrementando así sus ingresos.

El informe de los peritos del regulador llevó al juez Ismael Moreno a tomar declaración en enero de 2019 a los cuatro directivos de Iberdrola Generación imputados y a interrogar a 22 testigos, tanto de la corporación como de otras empresas del sector. La multinacional aportó nuevos informes exculpatorios y el juez pidió a los expertos que se pronunciaran sobre las nuevas pruebas incorporadas a la causa. Pero los peritos no variaron su opinión.

El 24 de julio de 2019 enviaron al Juzgado Central de Instrucción número 2 un segundo dictamen en el que se reafirmaban en que Iberdrola había manipulado el precio de la luz y ahora el juez solicita un tercero.

El juez pide nuevos informes a la CNMC, Red Eléctrica y la AEMET

En este último, Ismael Moreno ha dado un nuevo impulso a este caso e implica a más organismos y empresas.

En un auto conocido este jueves, el titular del juzgado central de Instrucción número 2 accede a las pretensiones de la acusación ejercida por Facua y de la Fiscalía Anticorrupción, y cita al exministro José Manuel Soria y al entonces secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal. Ambas declaraciones se producirá después de que los peritos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y Red Eléctrica actualicen y envíen sus respectivos trabajos.

“Una vez recibida la información y documentación solicitada y adecuada la agenda de señalamiento, se acordará”, reza el texto.

Por lo tanto, Competencia deberá remitir antes “los datos necesarios respecto a cuál debió ser el precio de la energía sin tener en cuenta la subida de precio objeto de investigación”.

El magistrado insta a los expertos para que valoren toda la documentación aportada a la causa y que no tuvieron en cuenta al hacer su primer trabajo, incluidos los testimonios de Iberdrola Generación España, la filial de la energética contra la que se dirigen las pesquisas.

Asimismo, les dice que calculen, “lo más aproximado y objetivo posible”, cuál debió ser la tarifa de último recurso entre el 30 de noviembre y el 23 de diciembre de 2013, periodo en el que se habría producido la supuesta alteración de los precios.

Red Eléctrica, por su parte, deberá remitir al juzgado sus previsiones de generación eléctrica procedente de tecnología eólica y solar, así como cualquier posible incidente que se registrara en aquellas fechas.

Moreno también libra oficio a la Agencia Española de Meteorología (Aemet) para que facilite información sobre las precipitaciones y datos de viento en la Península Ibérica entre los meses de noviembre y diciembre de 2009 a 2012, ambos inclusive.

En tanto que la Sociedad Rectora del Mercado de Productos Derivados tendrá que hacer lo propio con las cotizaciones y cantidades negociadas entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre de 2013 en los productos derivados de la energía -“swap” y futuros-, y valorar la repercusión y las posibles alteraciones en el precio derivado del incremento de la energía.