Los Polanco vuelven a presidir Prisa

Los Polanco vuelven a presidir Prisa

15 noviembre, 2017
|
Actualizado: 15 noviembre, 2017 13:31
|

El actual vicepresidente de Prisa, Manuel Polanco, será el nuevo presidente del grupo de comunicación a partir de enero 2018, después de que Juan Luis Cebrián haya anunciado que dejará ese cargo, al que llegó en 2012.

Cebrián, que mantendrá su puesto de presidente del diario El País y de una nueva fundación con el nombre del periódico, ha indicado que su salida es voluntaria y que se materializará el próximo 31 de diciembre.

«Este plan de sucesión lo puse yo en marcha voluntariamente», ha asegurado Cebrián en una entrevista a El País, y espera «por decir algo» que culmine antes de fin de año. El directivo ha asegurado que la ampliación de capital del grupo se va a «resolver muy pronto«: «Creo que estamos al final de la carrera en este sentido». La deuda aprieta las cuentas de la editora de El País y dueña de la Cadena Ser, cuando tiene un importante vencimiento próximamente, motivo por el que anunció una ampliación de 450 millones al no fracasar en la venta de Santillana. Asimismo, a esta operación se sumó la venta de Media Capital a Altice por 440 millones.

Cebrián ha subrayado que lleva años tratando de abandonar el cargo, que tiene «derecho al retiro» y que si no lo ha hecho aún «ha sido por sentido de la responsabilidad ante la demanda de consejeros y accionistas» para lograr estabilizar la estructura financiera de Prisa. Una vez ejecutada su salida, se mantendrá como presidente de El País. Además, pretende que se establezca una fundación para garantizar la independencia de los medios del grupo, de la que él formaría parte.

Deuda de 1.500 millones

«El 31 de diciembre abandonaré la dirección de la compañía con la tranquilidad del deber cumplido», ha destacado el directivo tras asegurar que el «relevo generacional» es «apropiado» tanto para la empresa como para él mismo, que a partir de ahora afrontará «nuevos proyectos».

Entre ellos, estará al frente de esa nueva fundación que tiene como objetivo «salvaguardar» la independencia y autonomía de los medios del grupo Prisa.

Según Cebrián, su salida garantizará un «futuro sólido» a la compañía «al margen de cualquier personalismo», una vez que se apruebe la ampliación de capital de la compañía, cuya deuda asciende a alrededor de 1.500 millones de euros. «Manuel Polanco es garantía para el cumplimiento del compromiso que tiene la compañía», ha asegurado Cebrián, quien ha dicho que la transición será «ordenada» y que «su éxito constituirá el éxito de todos».

En ese sentido, considera que el relevo en el liderazgo puede facilitar «la incorporación de inversores no especulativos» al grupo, que antes de finales de 2018 ha de amortizar un total de 956 millones de euros de deuda.

Polanco, que actualmente ocupa la vicepresidencia de Prisa y la presidencia de Prisa Audiovisual, lleva un cuarto de siglo asociado al grupo, del que es consejero desde 2001.

.
Noticias Relacionadas: