Los supuestos favores políticos de Mauricio Casals con la vicepresidenta

Los supuestos favores políticos de Mauricio Casals con la vicepresidenta

14 julio, 2017
|
Actualizado: 14 julio, 2017 15:17
|
El presidente de La Razón, Mauricio Casals, habría cobrado “millones” de empresas del IBEX 35 a cambio de influir positivamente en la relación entre estas empresas y el Gobierno, según la denuncia de Javier Pérez Dolset, ex cliente del grupo multimedia, de la que se hace eco este viernes el diario El Español. La historia pasa a engrosar la lista de supuestas mediaciones -positivas o negativas- de los hombres fuertes de La Razón -recordemos que Casals y Marhuenda fueron acusados de coaccionar a Cristina Cifuentes en una causa que ha quedado ahora archivada- que revelan una actividad que iría, de ser cierta, mucho más allá de la labor periodística. Comencemos, para entender la noticia más reciente, por la denuncia presentada en el pasado mes de abril por Pérez Dolset. Quien fuera presidente de la compañía ZED Javier Pérez Dolset -hoy en prisión incondicional en el marco de la Operación Hanta- afirmó ante las autoridades haber pagado 2,1 millones de euros entre 2009 y 2013 a cambio de “influencias políticas” del presidente de La Razón, Mauricio Casals. Fruto del asesoramiento del Grupo Planeta la empresa de Dolset habría conseguido casi 70 millones de financiación pública en lo que califica Dolset de práctica habitual del grupo multimedia. “Ofrecía su influencia política”, señala Dolset, que añade en su denuncia que Casals tenía la función de mantener las relaciones necesarias con las instituciones públicas para lograr obtener la aprobación de las concesiones de ayudas. Aunque La Razón justifica los recibos presentados por Dolseet como contratos de publicidad entre ZED y el diario, los investigadores, según la versión de El Español, subrayan que el concepto de las facturas – “análisis del mercado audiovisual, colaboración en el desarrollo de nuevos formatos…”- nada tiene que ver con pagos por publicidad y podría indicar que Casals “vendía” influencia con el poder. Con esta información se entiende mejor la revelación de este viernes, en la que el digital de Pedro J. señala que “Casals cobró del IBEX por recomponer relaciones con Soraya”. Con Dolset como fuente de esta información, El Español se hace eco de un caso concreto, el de un empresario del sector eléctrico, financiero o de distribución que justificó un nombramiento por la supuesta imposición de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Esa versión, que sería falsa, llegó a oídos de la número dos del Gobierno con el consecuente enfado. Y fue entonces, según el denunciante, cuando Casals propuso al presidente de la compañía “recomponer esa relación -entre el empresario y la vicepresidenta- a cambio del pago de más de un millón de euros al año en contratos de publicidad”.

Una práctica habitual

Una práctica, según el denunciante, habitual en el diario y que contaría, además, con la participación del director del periódico, Francisco Marhuenda, quien, según Dolset, se habría reunido con el empresario, Casals y el vicepresidente de La Razón, Joaquín Parera. “Es una práctica habitual extendida a lo largo de los años por Mauricio Casals y José Creuheras (presidente de Planeta y Atresmedia). Utilizaban sus influencias y posición en los principales medios controlados por el Grupo Planeta para solicitar compensaciones económicas camufladas a través de contrataciones de grandes campañas de publicidad a grandes grupos empresariales a cambio de influencia política y tratamiento benévolo en los medios de comunicación controlados por ellos”, reza la declaración de Dolset. En prisión incondicional por orden de la Audiencia Nacional, Dolset se negó a declarar el pasado 29 de junio -en calidad de imputado y no de denunciante como anteriormente- tras haber acudido hace un año a la Fiscalía Anticorrupción para denunciar que estaba siendo amenazado por sus socios rusos dentro de la empresa ZED. Los fiscales, junto a la Policía, comenzaron a investigar una posible insolvencia punible de la empresa pero, durante el desarrollo de las diligencias descubrieron que el propio Pérez Dolset había vaciado la empresa tecnológica y que habría desviado hasta 100 millones de euros a una sociedad panameña. En todas sus declaraciones, Dolset sostiene que en los últimos meses ha estado recibiendo presiones por parte del Grupo Planeta -dueño de La Razón y Atresmedia- para evitar que declarara en contra del grupo. Mientras, el grupo Planeta denuncia haber perdido 120 millones de euros invertidos en ZED y que Pérez Dolset habría desviado.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD