Programas del domingo
Los taxistas, en guardia tras la quiebra de ‘Yellow Cab’ por Uber

Los taxistas, en guardia tras la quiebra de ‘Yellow Cab’ por Uber

08 enero, 2016
|
Actualizado: 08 enero, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

La primera víctima, pero seguramente no la última, de Uber es Yellow Cab, la mayor empresa de taxis de San Francisco ha puesto en guardia a los taxistas de todo el mundo, incluidos los de España. La compañía pasa por graves problemas financieros tras la aparición de Uber y Lyft, dos aplicaciones que han irrumpido con fuerza en el mercado americano, mientras que en Europa se resisten a su entrada debido a que infringen las normativas.

En España, los taxistas ganaron la batalla a Uber, tildada de prácticas de competencia desleal ya que los conductores no tenían contrato ni seguro para realizar los trayectos. Asimismo, la compañía también se ahorraba la licencia para el transporte de viajeros, mientras que los taxistas pagan decenas de miles de euros para poder realizar su trabajo. En Madrid o Barcelona, las licencias de taxi rondan los 140.000 e incluso 160.000 euros, un dinero que se ahorran los conductores de Uber.

Uber propone a sus clientes trayectos más económicos que los taxis y siempre había servicio, mientras que encontrar un taxi en San Francisco se ha convertido en una odisea. Yellow Cab ha llegado a transportar 5 millones de personas al año y su negocio ahora peligra seriamente ante los sueldos que paga Uber.

De hecho, la aplicación recluta taxistas con retribuciones más elevadas y mejores horarios laborales, mientras que las compañías de taxi no son capaces de igual la oferta. De esta forma, pierden conductores experimentados, un factor crucial para que los pasajeros repitan la experiencia.

La caída de Yellow Cab solo es la primera, y vendrán más debido al poderoso brazo financiero con el que cuenta Uber, unos 60.000 millones de euros. Solo en el mes de diciembre obtuvieron unos ingresos de 3.000 millones, mientras que en ese mismo mes Yellow Cab se acogía al capítulo 11 de la ley de bancarrota de EE UU.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD