Los trabajadores de Nissan no se fían ni del Gobierno ni de la Generalitat

Los trabajadores de Nissan no se fían ni del Gobierno ni de la Generalitat

30 diciembre, 2021
|
Actualizado: 29 diciembre, 2021 22:37
|

Los comités de empresa de Nissan celebran los «avances» registrados para reindustrializar las plantas de la multinacional japonesa en Cataluña, si bien no se fían ni del Gobierno ni de la Generalitat. Por eso, piden un «estudio de viabilidad» sobre el proyecto del «hub» (centro de operaciones) de electromovilidad liderado por la compañia QEV Technologies para disipar «dudas normales» que han surgido.

En un comunicado, los representantes de los trabajadores se han posicionado así después de que este miércoles haya tenido lugar una nueva reunión de la comisión de reindustrialización de Nissan, donde se ha avalado el proyecto de electromovilidad que encabeza QEV Technologies para la factoría de Zona Franca a la espera de determinar sus «necesidades concretas de espacio y de activos».

«Para nosotros es muy importante que las cifras de empleo y de inversiones que nos presentan no sean titulares para la prensa sino una realidad que pueda hacerse cargo de los trabajadores de Nissan pendientes de reindustrializar, así como lo que pueda generar para los proveedores y subcontratas afectados», señalan los comités de empresa en su nota de prensa.

Por ello, han solicitado a la consultora KPMG, que asesora a la comisión de reindustrialización, que elabore un «estudio de viabilidad» sobre el proyecto del hub de electromovilidad, con el que se deberían esclarecer los siguientes seis puntos.

Las plantas que necesita el proyecto (a priori, Zona Franca y Sant Andreu de la Barca, con posibilidad de sumar Montcada i Reixac); los metros cuadrados que ocuparía en Zona Franca (sobre un total de 500.000); los productos que prevé fabricar; los avales económicos con los que cuenta la propuesta; qué inversión conllevaría; y cuántos empleos se generarían y cuándo.

Con estas peticiones, los comités de empresa pretenden resolver interrogantes acerca de «un proyecto de nueva creación que, por lo tanto, genera las dudas normales de cualquier proyecto que empieza a funcionar».

Los sindicatos también señalan que el proyecto del fabricante de motos eléctricas Silence, principal candidato a la fábrica de Montcada i Reixac, «está muy maduro», si bien «falta concreción» en algunos aspectos.

No descartan, en este sentido, que el hub de electromovilidad pueda acabar ocupando también la planta de Montcada i Reixac, en detrimento de Silence.

Sobre el proyecto de la belga Punch, los comités de empresa señalan que se ha llegado a la conclusión que no es «compatible» con el hub liderado por QEV Technologies, si bien ello no descarta que se mantenga como «opción» por si descarrilara todo en el último momento.

En cuanto a proyectos de logística que podrían ocupar una parte de Zona Franca -la que podría dejar libre el hub, si finalmente se establece-, los representantes de los trabajadores indican que ni siquiera los van a estudiar porque su prioridad son proyectos industriales.

En resumen, los sindicatos concluyen: «Valoramos de forma positiva los avances que vamos teniendo, pero en ningún momento queremos caer en la precipitación de tomar decisiones erróneas simplemente por el hecho de que nos entren las prisas (…) Que nadie piense que vamos a permitir cerrar en falso el proceso de reindustrialización». 

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: