Los trabajadores de Siemens Gamesa, "engañados" tras el anuncio del cierre en Miranda

Los trabajadores de Siemens Gamesa, "engañados" tras el anuncio del cierre en Miranda

30 enero, 2018
|
Actualizado: 30 enero, 2018 15:36
|

Los trabajadores de Siemens Gamesa en Miranda del Ebro aún no han terminado de digerir el anuncio del cierre de la planta, ya que no puede fabricar las palas de las hélices de los nuevos aerogeneradores. Éstas son de 60 metros, frente a los 40 que tienen actualmente.
El comité de empresa de Siemens Gamesa en Miranda de Ebro (Burgos) se ha mostrado esperanzada ante la posibilidad de que el anuncio sea reversible, como «lo fue el expediente de regulación que iba a afectar a 272 trabajadores». En un comunicado, los sindicatos han asegurado que los 134 trabajadores de la planta se sienten «engañados, abandonados y condenados a desaparecer«.
En este sentido, han añadido que los responsables de la empresa les hablaron, tras el último expediente de regulación, de «posibles pedidos bastante avanzados», mientras no se hacía nada para modernizar la planta pese a la advertencia de los representantes de los trabajadores, tras varios expedientes de regulación.
El comité considera que el expediente de regulación anunciado tras la fusión de Siemens y Gamesa, que iba a afectar a 272 trabajadores en España, se paró por el apoyo de gobiernos regionales, formaciones políticas nacionales y sindicatos, lo que esperan que también haga reversible ahora el anuncio de despido colectivo.
Sin embargo, fuentes de la compañía han asegurado a Efe que en este momento no contemplan más solución que la recolocación de todos los trabajadores de la planta de Miranda en otras del grupo en Castilla y León y Navarra. Los trabajadores dispondrán además de un mes de permiso retribuido mientras se negocia el expediente, a partir del próximo lunes.
De hecho, acababan de aceptar adelantar un mes las vacaciones a la espera de que llegaran nuevos pedidos y el secretario de la Federación de Industria de CCOO en Burgos, Juan Ignacio Ruiz, ha reconocido que temían algún expediente de regulación a finales de enero, pero no una medida tan drástica como el cierre.
Ha recordado que la empresa ya había ofrecido alguna recolocación temporal durante los anteriores expedientes de regulación, aunque «lo de ahora sería un traslado definitivo y eso es más complicado, por ejemplo para las familias con hijos, porque estamos en pleno curso escolar».
Grupos de decenas de trabajadores se han desplazado esta mañana hasta la factoría para protestar por la situación y parte de ellos han acudido después al Ayuntamiento, donde la alcaldesa, Aitana Hernando (PSOE), se ha comprometido a apoyarles y ha asegurado que los mirandeses no caerán en la resignación en este caso.
La empresa ha argumentado el cierre porque el tipo de palas que fabrica la planta apenas tiene demanda para las turbinas de los aerogeneradores, que ahora requieren palas de mayor tamaño.

Noticias Relacionadas: