Más problemas para Repsol en Venezuela con la imposición del petro en PDVSA

Más problemas para Repsol en Venezuela con la imposición del petro en PDVSA

14 agosto, 2018
|
Actualizado: 14 agosto, 2018 17:11
|
PUBLICIDAD

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció hoy que la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) usará desde el lunes próximo la criptomoneda gubernamental «petro» como unidad contable. Repsol, la petrolera española con fuerte intereses en ese país, es, además socio de PDVSA en varios negocios y a la que tiene concedida más de 1.200 millones en créditos.«A partir del lunes que viene Venezuela va a tener una segunda unidad contable a partir del precio, del valor del petro. Va a ser una segunda unidad contable de la República y va comenzar operaciones como unidad contable obligatoria de nuestra industria petrolera Pdvsa», dijo Maduro en una alocución televisada.

El gobernante explicó que Venezuela tendrá el «petro» y el «bolívar soberano» como unidades contables desde el 20 de agosto cuando entrará en vigor una reconversión monetaria que le quitará cinco ceros a la moneda nacional, el bolívar.

El signo monetario usará desde entonces el apellido de «soberano» para diferenciarse y estará impreso en los nuevos billetes que comenzarán a circular dentro de una semana, con denominaciones más ajustadas a la hiperinflación nacional, que cerrará este año en un 1.000.000% según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Banco Central (BCV) «comenzará a publicar las cifras oficiales del valor del bolívar soberano de acuerdo al petro y el valor del petro de acuerdo a las divisas internacionales», adelantó hoy Maduro sin más detalles, aunque pidió a sus ministros del área económica que expliquen las medidas esta semana.

«Venezuela va a tener un marcador oficial real (…) para que se acabe la especulación con la moneda venezolana», resaltó Maduro.

El jefe de Estado decretó el próximo lunes como día no laborable para facilitar la entrada en vigor de la reconversión monetaria y de la nueva familia de billetes que, señaló, convivirá con el actual cono monetario hasta su extinción.

Aseguró que el BCV así como los bancos privados y públicos del país ya tienen los nuevos billetes y están adaptándose para los cambios.

En otro orden de cosas, Maduro dijo que esta semana también se explicará un «nuevo sistema salarial y un nuevo sistema de fijación de precios de bienes y servicios anclados al petro».

«Esto va a significar una mejoría sustancial de los ingresos de los trabajadores» y hará «que vuelva a aparecer el precio máximo de venta al publico», agregó.

La criptomoneda venezolana, respaldada por el petróleo de la Faja del Orinoco, el mayor reservorio de crudo del planeta, está desde abril teóricamente operativa para la compraventa de bienes dentro del país, pero no se conoce el alcance de este mecanismo en las transacciones. 

Por si fuera poco para Repsol, ahora llega el petro

Y ese va a ser el gran problema de Repsol. La petrolera española dirigida por el catalán Andoni Brufau y el vasco Josu Jon Imaz, ambos de tintes nacionalistas, perdió 451 millones de euros por deterioro de activos en el primer semestre del año, la mayor parte de este montante se debe a los activos financieros vinculados a Venezuela. La petrolera aún tiene una exposición de 795 millones en el país dirigido por Maduro. En 2017 perdió 716 millones por Venezuela.

Según las cuentas oficiales de Repsol, por activos financieros no corrientes ha perdido 289 millones de euros y por otros activos no corrientes otros 40 millones. A estos dos montantes se les suman otros 73 millones por deudores comerciales y otras cuentas a cobrar, otros 19 por provisiones corrientes y no corrientes y 12 millones por inversiones contabilizadas por el método de la participación.

En relación con Venezuela y ante la situación en el país, Repsol “ha utilizado diversos escenarios de severidad” para cuantificar la pérdida esperada de acuerdo con las normativas de contabilidad. El país registrará una inflación del millón por ciento, según las previsiones del FMI, mientras el Gobierno chavista de Nicolás Maduro ha eliminado cinco ceros en bolívar pese a ser una medida que no ataja ningún problema y se ha inventado para ello el petro.

La relación PDVSA-Repsol

Repsol tiene dos campos en zonas de Venezuela, como Cardón IV y Quiriquire y PDVSA debe aún un préstamo de 1.200 millones a la española, junto con intereses, que ha ido cobrando hasta ahora.

El préstamo con la petrolera bolivariana sirvió para fortalecer la estructura financiera de la empresa mixta Petroquiriquire, pero sirvió de excusa para poder repatriar 2.400 millones de dólares. De forma que el dinero llegado a Petroquiriquire pasaba a una cuenta fuera del país, sin control de PDVSA, y con plena autonomía para tomar decisiones sobre capital, dividendos y servicio de deuda. Para ello Repsol se sirvió de una tercera empresa para gestionar la cuenta de Petroquiriquire pero ya desde fuera de las fronteras bolivarianas.

En caso de llegar al impago, Repsol sí sufriría un revés en el país, más cuando EE UU ya ha sancionado a destacados dirigentes del Ejecutivo por sus vinculaciones con el narcotráfico.

Moody’s rebajó el ‘rating’ de PDVSA a ‘Ca’ -impago- desde ‘Caa3’ -impago selectivo-, con perspectiva negativa, después del impago cometido por la empresa venezolana y sin descartar que vaya a cometer otro en el futuro.

Toda esa situación aún puede volverse más grave para Repsol si Maduro continúa con su idea de imponer el petro, la criptomoneda inventada por él, pero que, a diferencia de otras, como el bitcoin, nadie reconoce ni sabe su valor.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD