¿Por qué Mediaset y Atresmedia se hunden más de un 25% en dos años?

¿Por qué Mediaset y Atresmedia se hunden más de un 25% en dos años?

22 septiembre, 2017
|
Actualizado: 22 septiembre, 2017 9:56
|
PUBLICIDAD

Los inversores en Mediaset y Atresmedia pierden 25 de cada 100 euros invertidos en tan sólo dos años. Varias son las razones de este desplome en Bolsa, como el incremento de las plataformas por Internet, la disminución de ingresos por publicidad y las malas recomendaciones de casas de análisis y firmas de inversión.

Mediaset y Atresmedia, que conforman el denominado «duopolio televisivo», caen en Bolsa un 28% y casi un 30% desde julio de 2015, respectivamente. Desde finales de agosto, Mediaset se deja un 8,4%, mientras que la caída en Atresmedia es del 7,4%.

Mientras tanto, los inversores bajistas en Mediaset y Atresmedia no han movido ficha desde agosto. BlackRock Investment Management (UK) Limited mantiene su posición corta en el 0,7%, el nivel más alto desde que apostó contra Atresmedia a finales de julio de este año.

En Mediaset se encuentra bajista Insight Investment Management (Global) Ltd y Tower House Partners LLP, que se posicionó por primera vez en agosto de este año con el 0,5% del capital, mientras que el primer fondo ostenta el 0,59%.

En la última semana han recibido numerosas recomendaciones negativas, como la de Credit Suisse. En concreto, el consejo sobre Mediaset pasa de ‘sobreponderar’ a ‘neutral’, con un precio objetivo de 9,70 euros, frente a los 12,9 euros anteriores. En Atresmedia, la recomendación pasa de ‘sobreponderar’ a ‘neutral’ y el precio objetivo de 13,9 a 8,90 euros. Ambos precios se sitúan por encima de la cotización actual.

Todo ello debido al incremento de la competencia y a la bajada de ingresos por publicidad al negocio tradicional de la televisión, que también pesará sobre las operadoras establecidas en Europa. Desde máximos de verano de 2015, ambas pierden fuelle en el parqué y los máximos registrados este año no llegan a los de hace dos años.

A Credit Suisse también se sumó JP Morgan, que rebajó las previsiones de ingresos netos por publicidad de cara a este año, recortando en más de un 2% su estimación de bpa -beneficio por acción en 2017 y 2018.

Y es que, la entrada de la economía disruptiva, como Amazon, Netflix o HBO, hacen mella en las audiencias y agranda el número de actores para la porción de tarta. La televisión sigue siendo el medio tradicional escogido por los usuarios para el entretenimiento, pero el auge de las plataformas de Internet, que ofrecen contenido exclusivo a precios competitivos amenaza al duopolio televisivo.

«Seguimos creyendo que España está menos expuesta a la presión estructural a corto/medio plazo que los países del norte de Europa, pero no es suficiente para justificar la recomendación de compra que antes le otorgábamos al sector», consideran desde Credit Suisse, que también ha rebajado la previsión de beneficios de cara a 2018 y 2019 para las dos compañías controladas por italianos. Banco Sabadell es el único que da la nota discordante, al asegurar que «la alternativa que propone la televisión en abierto sigue siendo muy atractiva para los anunciantes».

El fantasma de los profit warning recorre el sector tras el anuncio de WPP, la agencia más importante. Esta compañía tuvo que recortar sus previsiones de ingresos y beneficios para el 2017 debido al deterioro del mercado de la publicidad. También se han registrado anuncios en ese sentido en Europa.

 

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD