PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Qué es mejor? ¿Neumáticos de invierno o cadenas?

El caos que se ha vivido en las carreteras españoles esté fin de semana por la nievem y no sólo en la AP6, pone de manifiesto que pra circular en invierno hay que tener el coche preparado, pero qué es mejor¿unos denumáticos de invierno? o ¿unas cadenas?

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

¿Son los neumáticos M+S una alternativa legal a las cadenas?

Todos los neumáticos marcados como “M+S” son legalmente una alternativa a las cadenas, no es obligatorio que lleven el marcaje “3PMSF”. Los neumáticos que incluyen el pictograma que representa una montaña de tres picos con un copo de nieve en su interior (“3PMSF”) garantizan además que el neumático ha sido sometido a un proceso de homologación en el que se ensayan las prestaciones del neumático en condiciones invernales.

¿Por qué utilizar neumáticos de invierno?

Los neumáticos de invierno presentan mejores prestaciones que los de verano con temperaturas por debajo de los 7°C, debido a los compuestos de goma utilizados en su fabricación, y a las características del dibujo de su banda de rodadura. No sólo son aptos para circular sobre nieve o hielo, sino que proporcionan más seguridad y eficacia en cualquier situación climatológica adversa, como asfalto seco con temperaturas muy bajas, o conducción con lluvia.

 ¿Cómo identifico un neumático de invierno?

Un neumático marcado como “M+S” es un neumático de invierno, según la normativa europea. También pueden llevar un pictograma que representa una montaña de tres picos con un copo de nieve en su interior.

¿Cuál es la época adecuada para montar neumáticos de invierno?

Lo recomendable es utilizar los neumáticos de invierno en el período que va de noviembre a marzo, coincidiendo con el cambio de hora legal. Conviene tener en cuenta que la cifra de los 7°C representa un umbral de precaución, pues con una temperatura ambiente de 7°C, la temperatura del asfalto puede ser considerablemente más baja.

PUBLICIDAD

¿Puedo utilizar los neumáticos de invierno en verano?

Todos los neumáticos, sea cual sea su período de uso, están certificados según la normativa vigente, y garantizan la seguridad de utilización. Así, un neumático de verano puede utilizarse en invierno (salvo en carreteras nevadas en las que las Autoridades encargadas del tráfico determinen que es necesario el uso de cadenas o neumáticos especiales), y un neumático de invierno es válido en verano. Sin embargo, para la máxima seguridad y las mejores prestaciones, lo recomendable es utilizar los neumáticos que consiguen el mejor rendimiento en cada temporada.

¿Cuál es el límite mínimo legal del dibujo para un neumático de invierno?

El límite legal a aplicar es el mismo que para un neumático de verano, 1,6 mm. Los neumáticos de invierno, cuyo dibujo tiene mayor profundidad, cuentan con un segundo indicador situado a 4 mm, que señala en momento en el que estos neumáticos dejan de ser idóneos para su utilización con la máxima eficacia sobre nieve, pudiendo ser utilizados sin problemas hasta alcanzar el límite legal de 1,6 mm para el resto de utilizaciones.

¿Tengo que mantener el código de velocidad y el índice de carga al montar unos neumáticos de invierno?

El índice de carga debe ser igual o superior al mínimo homologado por el fabricante para cada vehículo. El Reglamento de Vehículos sí contempla la posibilidad de utilizar neumáticos de invierno con un código de velocidad inferior siempre que sea igual o superior al código Q (160 km/h) si la velocidad máxima del vehículo es superior a ésta. En ese caso, el conductor debe colocar una etiqueta con el nuevo límite de velocidad de los neumáticos de invierno en un lugar visible en el interior del vehículo.

¿Hay que instalar cuatro neumáticos de invierno o con dos en el eje motriz es suficiente?

Aunque legalmente es posible utilizar neumáticos de invierno sólo en el eje motriz, esto provoca una diferencia de adherencia entre ambos ejes que condiciona la eficacia y puede comprometer la seguridad. En los vehículos de propulsión delantera aumenta el riesgo de sufrir un trompo, y en los que montan neumáticos de invierno únicamente en el eje trasero hacen que el eje delantero quede desequilibrado y se acentúa el subviraje, lo que aumenta el riesgo de seguir recto en una curva. Para garantizar la máxima motricidad y evitar en cualquier caso el riesgo de pérdida de trayectoria, lo más recomendable y seguro es equipar el vehículo durante la temporada invernal con cuatro neumáticos de invierno, lo cual, además aumenta la estabilidad y la eficacia de la frenada.

¿Qué porcentaje supone actualmente la venta de neumáticos de invierno frente a los de verano en España?

Durante el último año, el mercado de neumáticos de invierno en España ha crecido notablemente, pasando de 250.000 unidades comercializadas a casi 400.000. Esto supone un tres por ciento del total de los neumáticos vendidos en nuestro mercado, frente al 30 por ciento que suponen los neumáticos de invierno en Europa, del total de los más de 230 millones de cubiertas que se comercializan al año.

¿Por qué es tan baja la implantación de los neumáticos de invierno en España frente a otros países europeos?

En primer lugar por desconocimiento. Los usuarios en España asocian neumáticos de invierno únicamente con utilización en carreteras nevadas, y desconocen que un neumático de invierno presenta mejores prestaciones que un neumático de verano sobre cualquier tipo de firme en condiciones invernales, incluyendo nieve o aguanieve, pero también placas de hielo, suelo frío, niebla helada o lluvia. En segundo lugar, porque en España no existe un marco regulatorio específico para la utilización de neumáticos de invierno, algo que sí contemplan las políticas de seguridad vial de otros países de la UE.