Meliá rebaja un 67% sus pérdidas en 2021 hasta 192 millones y ve recuperación

Meliá rebaja un 67% sus pérdidas en 2021 hasta 192 millones y ve recuperación

28 febrero, 2022
|
Actualizado: 01 marzo, 2022 1:28
|

Meliá Hotels International cerró 2021 con unas pérdidas de 192,9 millones de euros, tras reducirlas un 67,6 % en relación a 2020, a causa de las restricciones a la movilidad derivadas de una pandemia que comienza a dar visos de dejar respirar al sector del turismo, uno de los más perjudicados.

En su informe sobre sus resultados remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMNV), el vicepresidente y consejero delegado la cadena hotelera con sede central en Mallorca, Gabriel Escarrer Jaume, señala que los resultados evidencian «una clara tendencia a la recuperación del sector, con un incremento muy significativo de nuestros ingresos trimestre tras trimestre» a pesar del impacto de la variante ómicron en diciembre y primeros dias de 2022.

En 2021 los ingresos operativos y plusvalías de la considerada mayor compañía hotelera española crecieron un 70,8 % con respecto a 2020, al situarse en 902,4 millones de euros frente a 528,4 del año anterior. Los gastos de explotación descendieron un 13,6 %, hasta la suma de 771,6 millones con relación a los de 2020.

El Ebitda de la cadena hotelera se situó en 125,5 millones, lo que significó un incremento interanual del 182,8 %, y Ebit o beneficio operativo fue de menos 145,3 millones frente a los 557,3 millones de 2020.

A cierre de diciembre, la deuda neta de la compañía se había situado en 2.853 millones, lo que supone que durante el último trimestre de 2021 registró un alza de 41,2 millones. Durante ese periodo, la deuda financiera pre-NIIF aumentó en 24,7 millones, alcanzando la cifra de 1.285,9 millones, un aumento de 30,7 millones en todo 2021.

También a cierre del año, la liquidez de Meliá Hotels International ascendía a 404 millones.

En la segunda mitad de 2021, Meliá incorporó 42 hoteles y 10.912 habitaciones, todos en modelos de gestión y franquicia, y abrió 13 nuevos establecimientos que se suman a los más de 380 que opera en 40 países, y especialmente en los de la región de Asia-Pacífico como es el caso de Vietnam, donde hace muy poco ha suscrito una alianza para explotar doce hoteles de lujo que la convierte en la segunda hotelera con mayor presencia en ese país.

En 2021, el grupo Meliá abrió establecimientos en Barcelona, Liverpool, Frankfurt, Newcastle y Avilés, y también capitales como Amsterdam y Luxemburgo, uno en China, y cinco complejos hoteleros en Phuket (Tailandia), Rodas (Grecia), Benidorn y Mallorca (España), y Marrakech (Marruecos). Además firmó nuevos hoteles en destinos del Mediterráneo como España, Grecia, Sicilia, Albania, y Croacia, y asiáticos como en Indonesia y China bajo sus diferentes marcas.

Sobre las perspectivas en el sector, Meliá considera que el impacto de la variante ómicron y la mayor o menor agilidad en la retirada .de restricciones a la movilidad siguen condicionando el ritmo de la recuperación, aunque se prevé una mejora de la actividad global a partir de marzo, que la compañía espera -desde la máxima cautela- no se vea afectada de manera relevante por la situación en Ucrania.

Para la región de Europa, Medio Oriente y África, la compañía hotelera prevé que la evolución del negocio oscile en línea con el nivel de las restricciones nacionales a la movilidad.

En América, señala la compañía, la variante ómicron está también detrás del incremento en las cancelaciones para enero y febrero por parte de viajeros de Canadá y EEUU a México y República Dominicana, y del desplazamiento de eventos planificados para el primer trimestre, hasta el tercer y cuarto trimestres de 2022 e incluso 2023, para cuando se continúa recibiendo un amplio volumen de solicitudes que hacen prever una intensa actividad en la segunda parte de este año y en 2023.

En Asia-Pacífico, según Meliá, China comienza 2022 con una situación similar al final de 2019, pero diversos brotes en varias ciudades han provocado cierres y restricciones, aunque se espera una fuerte recuperación de la demanda después del año nuevo chino.

Por lo que respecta a los países del sudeste asiático en los que Meliá tiene presencia, las previsiones para el primer semestre se aproximan a las de final de 2021, con un foco casi total en el mercado doméstico y expectativas de apertura del mercado internacional en el segundo semestre, si bien observa una progresiva recuperación de la actividad en Tailandia y Vietnam.

El grupo prevé un crecimiento significativo de la actividad  en Cuba respecto del primer trimestre de 2021. 

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: