PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El presidente de Mercadona, Juan Roig. EFE/ Manuel Bruque

Menos hablar de vacuna y más ‘pico y pala’, recomienda el presidente de Mercadona

El presidente de Mercadona, Juan Roig, ha abogado por no hablar tanto de la vacuna del coronavirus y dedicarse a hacer «pico y pala» porque se desconoce cuánto queda para salir de la situación.

En el XIX Congreso de Directivos CEDE, Roig ha asegurado que en tiempos de crisis hay que apoyarse en las fortalezas y no en las debilidades, ya que ahora estamos «haciendo un túnel en el Himalaya» y no se sabe qué profundidad tiene ni cuánto tiempo va a durar, y por eso hay que dedicarse «a picar» y no a mirar atrás.

«Esto un día acabará y tenemos una gran ventaja, las infraestructuras están, los aeropuertos, las autopistas, y no hay que hablar tanto de la vacuna sino hacer pico y pala, pico y pala», ha manifestado.

Desde el inicio de la pandemia, ha dicho, Mercadona ha estado al pie del cañón dando servicio, pese a los problemas de abastecimiento de algunos productos como el papel higiénico -cuyos motivos aún están estudiando, ha dicho-, haciendo lo que venían haciendo en la empresa, que continuó con su plan de inversiones y ha gastado 300 millones en medidas para proteger la salud de los clientes y de los trabajadores.

Sobre la convivencia entre salud y economía, ha dicho que son como respirar y comer, las dos son necesarias y, ante la crisis económica que vendrá en 2021 y 2022, cuanto menos tiempo de atención se preste a la economía, peor.

Roig ha manifestado que los que sacarán adelante la crisis serán las empresas, los empresarios y los trabajadores, y las empresas están para satisfacer al cliente y al trabajador, pero también para ganar dinero y hacerlo de forma honesta.

Ha recordado que en Valencia en el siglo XVIII los productores de naranjas y los ceramistas no sabían hablar castellano, inglés o francés pero se dedicaban a exportar, y por eso ha opinado creer más en la fuerza mental que en los medios físicos.