Nadal reformará la ley para mantener el pulso con Iberdrola y Endesa

Nadal reformará la ley para mantener el pulso con Iberdrola y Endesa

30 enero, 2018
|
Actualizado: 30 enero, 2018 15:30
|

El secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, ha afirmado que el Gobierno no podría denegar los cierres de centrales térmicas solicitados sin abordar «un desarrollo normativo adicional» que introduzca nuevos criterios. De esta forma, la intención es hacerlo «por la vía que sea necesaria».
Tras reunirse con los sindicatos de la minería del carbón, Navia ha indicado que la regulación a través de real decreto, la opción elegida por el ministerio, es la vía más rápida y que, en su opinión, cuenta con amparo legal suficiente, aunque ha dejado claro que, en caso de necesidad, se podría recurrir a una ley. «Si tenemos que recurrir a la ley, lo haremos», ha apuntado.
Endesa e Iberdrola han pedido la autorización para poder cerrar centrales térmicas, un hecho al que se opone el Gobierno ya que se defiende el actual energético. Según los cálculos de Energía, cerrar las centrales de carbón supondría un aumento del 15% en la factura de la electricidad.
De momento, ha dicho, el Ministerio de Energía «está explorando» las posibilidades existentes junto con la Abogacía del Estado, aunque sigue pensando que el real decreto es suficiente. Navia ha reiterado que el Ministerio de Energía está dispuesto a hacer ajustes en el real decreto que amplía los criterios para autorizar o denegar el cierre de centrales eléctricas a fin de incorporar algunas de las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).
El secretario de Estado ha recalcado que, sin un desarrollo normativo adicional, no sería posible denegar el cierre de las centrales por motivos económicos o de cambio climático, y sólo se podría evaluar su impacto en la seguridad del suministro. Según Navia, los sindicatos creen, por el contrario, que con la normativa actual se podrían denegar todos los cierres solicitados.
Navia ha explicado que los cambios que se piensan introducir en el real decreto llevarán «cierto tiempo de trabajo» y que, por lo tanto, el nuevo texto no se podrá aprobar este viernes en el Consejo de Ministros. «Tenemos cierto tiempo de trabajo para hacer el ajuste fino del texto, no es cambiar tres cosas», ha señalado.

Noticias Relacionadas: