Naturgy paga dividendo el 4 de agosto como parte del nuevo plan estratégico hasta 2025

Naturgy paga dividendo el 4 de agosto como parte del nuevo plan estratégico hasta 2025

Naturgy ganó 484 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un 44,9 % más que en el mismo período de 2020
28 julio, 2021
|
Actualizado: 28 julio, 2021 12:43
|

La energética Naturgy ha anunciado este miércoles que, como parte del nuevo plan estratégico hasta 2025, abonará a sus accionistas un dividendo a cuenta del ejercicio 2021 por un importe de 0,30 euros por título que se hará efectivo el 4 de agosto.


Así lo ha explicado la compañía en una comunicación a la CNMV, el supervisor bursátil español, horas antes de que dé a conocer los detalles del nuevo plan estratégico hasta el año 2025.

Una de las incógnitas del plan es, además del volumen inversor previsto y de sus proyecciones de magnitudes financieras para los próximos años, si Naturgy seguirá manteniendo la política de remuneración al accionista de los últimos años, marcada por el aumento del dividendo año tras año.

Beneficio de 484 millones de euros

Naturgy ganó 484 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un 44,9 % más que en el mismo período de 2020, gracias a la mejora de la demanda energética y a la desinversión en Egipto, que compensaron parcialmente los costes de reestructuración asumidos por la multinacional.

En una comunicación a la CNMV, Naturgy, que esta mañana dará a conocer su nuevo plan estratégico y que continúa pendiente de la resolución de la opa parcial de IFM, ha asegurado que sus ventas crecieron un 17,3 % por la mayor demanda energética, aunque el beneficio bruto de explotación o Ebitda cayó un 3,8 %, hasta los 1.678 millones.

En términos ordinarios, Naturgy asegura que el beneficio neto habría sido de 557 millones hasta junio, un 17 % más que en el mismo período de 2020.

Según revela en la documentación remitida a la bolsa, los costes de reestructuración, es decir, principalmente el nuevo plan de bajas voluntarias pactado en España, han restado 209 millones al resultado neto en este primer semestre, entre otros factores extraordinarios.

Sin embargo, la salida de Egipto ha tenido un impacto positivo en el resultado neto de 103 millones de euros, compensando así parcialmente el coste de las salidas de personal.

En este primer semestre, el efecto del tipo de cambio ha minorado en 22 millones el beneficio neto de la multinacional que, por el contrario, se ha beneficiado de un contexto energético mucho mejor que el del primer semestre del año pasado, marcado por el estallido de la pandemia y el confinamiento total de la población en España.

En esta línea, la demanda de electricidad y gas en España aumentó de media un 5,2 % y un 6,5 % respecto al primer semestre de 2020, mientras la demanda de electricidad y gas en las regiones de Latinoamérica donde el grupo opera experimentó un aumento medio del 1 % y del 26 % en el primer semestre de 2021 respecto al mismo período del año anterior.

Por negocios, el de gestión de la energía y redes aportó 1.414 millones al Ebitda, un 4,2 % menos; el de renovables generó 185 millones del beneficio bruto de explotación, un 4,1 % menos, si bien el negocio de comercialización repuntó un 12,7 %, hasta los 151 millones, y otros negocios restaron 72 millones, un 22 % más que las pérdidas de hace un año.

Venta de su negocio de redes eléctricas en Chile

Naturgy comunicó ayer la culminación de la venta de su negocio de redes eléctricas en Chile, por el que ha obtenido unos 2.600 millones de euros.

En un comunicado, Naturgy ha asegurado que cierra el primer semestre «con un buen rendimiento de sus negocios, en un contexto de recuperación, y afronta ahora una nueva etapa de transformación, centrada en su apuesta por la transición energética y el crecimiento en renovables y en redes de distribución, así como en el desarrollo de nuevas energías».

En este primer semestre, Naturgy centró su crecimiento principalmente en proyectos renovables, principalmente en España, Chile y Australia, donde incrementará su presencia hasta los 750 MW de capacidad instalada, y se adjudicó un total de 235 MW de solar y eólica en la última subasta en España y, recientemente, 45 MW en la subasta solar de Canarias, que le permitirá duplicar su capacidad instalada en esa comunidad.

En cuanto a las inversiones, alcanzaron los 439 millones hasta junio, un 20,5 % menos que el año anterior, mientras que la deuda se mantuvo estable en los 13.611 millones.

Las cuentas del primer semestre incluye también dotaciones a amortizaciones y pérdidas por deterioro por 729 millones de euros, 1,9 % menos que en el mismo período del año anterior, debido al deterioro de activos realizado en el último trimestre de 2020, que afectó principalmente a los activos de generación térmica e hidráulica en España y redes de gas en Argentina, que supondrá unas menores amortizaciones, de unos 75 millones de euros por año.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: