PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
EFE/ Enric Fontcuberta

Nissan da por terminadas las negociaciones con los sindicatos con una oferta ‘muy muy por encima’ de la ley

La dirección de Nissan da por terminadas las negociaciones con los sindicatos por el cierre de las plantas barcelonesas que afecta a 2.525 trabajadores y ha emplazado a la parte social a que “recapacite” sobre la última oferta de la compañía, que está “muy muy por encima” de lo que marca la ley.

En un encuentro virtual con periodistas, el directivo elegido por Nissan para liderar la negociación, Frank Torres, ha afirmado que la posibilidad de una prórroga no está encima de la mesa porque la “distancia” entre las partes “era tan grande que no tenía sentido prorrogarla” y porque la compañía ya había llegado “a su posición de máximo”.

El punto de discordia de la negociación, ha dicho Torres, eran las indemnizaciones para los trabajadores: “Las diferencias eran insalvables”, ha resumido el directivo.

“A pesar de eso dejamos la oferta encima de la mesa y el 4 de agosto es la fecha que hemos dado para que nos conteste la parte social. Las negociaciones están terminadas (…) si la parte social rechaza la propuesta la empresa tendrá que continuar con los procedimientos que marca el artículo 51”, ha sostenido Torres.

Anoche, Nissan mejoró su última oferta de indemnizaciones para los trabajadores, se comprometió a mantener la actividad industrial hasta el 31 de diciembre de 2021, siempre que se reinicie la producción a finales de agosto, tras la parada técnica de verano, en los tres centros productivos, a garantizar el empleo “hasta el 31 diciembre de 2020” y a crear una comisión junto con los representantes de los trabajadores para explorar “fórmulas para gestionar el excedente de personal motivado por las bajas cargas de trabajo sin medidas traumáticas, a lo largo del ejercicio 2021”.

Frank Torres ha avisado de que en caso de que no haya acuerdo y se emprenda la vía judicial, que estima que duraría entre un año y año y medio, las alternativas para reindustrializar la planta quedarán paradas hasta que finalice el mismo.

En caso de que haya acuerdo, ha dicho Torres, Nissan está dispuesta a participar “activamente” en la búsqueda de alternativas para la reindustrialización de la planta.

El directivo ha indicado que Nissan estaría dispuesta a continuar en la mesa “si había posibilidad de acuerdo”, pero que, al ver que no la había, “no hubo otro remedio” que finalizar las negociaciones.

“La decisión final la comunicaremos a partir del 4 de agosto. En función de la comunicación de la decisión decidiremos el siguiente paso”, ha subrayado el directivo.