PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
nissan

Nissan traslada a los trabajadores que no garantiza ni la producción ni el empleo en Barcelona

Los trabajadores de la multinacional japonesa en Cataluña mantienen una huelga indefinida desde el pasado 4 de mayo

La dirección de Nissan en Barcelona ha trasladado este miércoles a los sindicatos que no puede asegurar el empleo ni los volúmenes actuales de trabajo, mientras espera a que la matriz haga público el próximo 28 de mayo su plan estratégico para las operaciones en todo el mundo, según ha asegurado el comité.
La constatación de la incertidumbre que planea sobre los centros de Nissan en Cataluña se ha hecho de nuevo evidente en la reunión que han mantenido la dirección y los comités con la mediación de la Generalitat por la huelga indefinida que lleva ya 17 días, y que ha acabado sin que acercaran posiciones.

PUBLICIDAD

En un comunicado, los comités de empresa han destacado que la dirección “ha vuelto a venir a la reunión sin nada nuevo” y han reiterado “que ni pueden asegurar el empleo ni los volúmenes actuales”.

Los sindicatos han reprochado a Nissan que en la reunión de hoy no hayan asistido los máximos directivos de Nissan España, Gemma Nespral y Genís Alonso, con lo que muestra, a su juicio, “una gran falta de respeto hacia la plantilla”.

En el encuentro, los representantes de los trabajadores han vuelto a exponer su preocupación por la falta de un plan industrial para los centros de Nissan en Barcelona y por la amenaza que supone para los 23.000 empleos vinculados a ellos, entre directos e indirectos.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo, han advertido a la multinacional que la situación ha cambiado “radicalmente” desde la última reunión de mediación, después de que un rotativo económico japonés publicara la semana pasada que la compañía nipona planea cerrar sus plantas en Barcelona y trasladar la producción a Francia.

“Los objetivos del comité de empresa van ahora más allá de los 12 meses de mantenimiento de empleo que hicimos en aquella ocasión. Si entonces la incertidumbre era el motivo del paro, ahora la certeza de que nuestro futuro está en el aire nos hace subir las exigencias”, han señalado.

Los trabajadores de Nissan mantienen una huelga indefinida desde el pasado 4 de mayo, cuando la multinacional había previsto reiniciar la actividad productiva tras el parón debido a la COVID-19, por lo que la protesta ha acabado por estrangular la producción.

PUBLICIDAD