Idealista: "No existe burbuja de alquiler", pero en Madrid y Barcelona están disparados

Idealista: "No existe burbuja de alquiler", pero en Madrid y Barcelona están disparados

22 febrero, 2017
|
Actualizado: 22 febrero, 2017 14:36
|

Fernando Encinar, fundador de Idealista, niega la mayor y ha afirmado que no existe burbuja en el mercado del alquiler, pese a que en algunas ciudades los precios se hayan disparado al punto de no encontrar un inmueble.
A su juicio, se está eliminando del pensamiento colectivo que vivir en alquiler es tirar el dinero, frente a la corriente tradicional, cuyo fin es tener un piso en propiedad para la jubilación.
Lejos de caer, Encinar cree que los precios continuarán disparándose en 2017 en los núcleos urbanos de Madrid y Barcelona, pese a que «se está poniendo imposible». «Hay que quitarse de la cabeza la idea de que alquilar es vivir barato en el centro«, ha sostenido.
A su juicio, el auge de los alquileres se debe a las medidas adoptadas por los Gobiernos de Zapatero y Rajoy para evitar que el «alquiler deje de estar estigmatizado». En este sentido, cree que la ley del «desahucio exprés», de la ex ministra del PSOE Beatriz Corredor, ha permitido que recuperar una vivienda no sea el proceso tortuoso que era hasta ese momento. Después, la ministra Ana Pastor, ya con Rajoy de Presidente, flexibilizó la relación entre propietario e inquilino con la nueva ley del alquiler.
«Estas medidas, junto con el fin de la desgravación fiscal por compra de vivienda y el incentivo fiscal a la creación de las sociedades de gestión de alquileres, han permitido que haya un equilibrio entre comprar y alquilar», ha destacado.
En cuanto al mercado, Encinar ha señalado en una entrevista a Idealista que «hay dos Españas. La mayor parte del país no tiene un problema de alquiler». «Hay que decirlo claramente. Los precios suben en torno a la inflación o por debajo, un 2% o 3%», ha destacado. De manera puntual, hay algunas zonas de la costa y los archipiélagos, además de Madrid, Barcelona y Valencia, en las que las rentas se han activado. En este sentido, ha indicado que «los precios han estado hibernados durante toda la crisis, manteniéndose estables o evolucionado a la baja. Muchas viviendas han estado sujetas a contratos de larga duración que se firmaron en 2010 o 2011 y que, al salir de nuevo al mercado a partir de 2015, se han comercializado con unos precios acordes a la mejora económica».
Madrid y Barcelona son las dos mayores ciudades de la cuarta economía de la Eurozona, una economía que ha crecido un 3,2% en 2016. Hasta hace poco pensábamos «si no puedo comprar, alquilo que es más barato». «Pero a día de hoy Madrid y Barcelona se están acercando a los niveles de precios de otras grandes capitales europeas», ha indicado, al tiempo que afirma: «Es verdad que los sueldos no son los mismos que en Londres, pero tampoco los alquileres». «Si miramos Roma o Milán, los sueldos no están tan lejos y sus precios están en línea con los españoles», ha señalado. «Los habitantes de estas y otras grandes urbes son conscientes de que no pueden vivir en el centro por un alquiler razonable, y saben que para encontrarlo tienen que irse a zonas periféricas», continúa.
«Hay que quitarse de la cabeza la idea de que alquilar es vivir en el centro por poco dinero. Durante años nos hemos consolado con la idea de que, si teníamos que vivir alquilados, al menos tendríamos una casa estupenda en el centro. Y eso en las grandes capitales españolas se ha terminado, como tampoco hay alquileres baratos en el centro de París, Múnich, Viena o Roma», ha insistido.

Noticias Relacionadas: