Programas del sabado
Obrador dice que quiere mucho al pueblo español, pero no a su monarquía, gobierno o empresas
El presidente de México Andrés Manuel López Obrador participa en su rueda de prensa matutina, hoy en Palacio nacional de la Ciudad de México (México). López Obrador afirmó que la "pausa" que propuso con España se dará en términos empresariales, es decir, que ataca directamente a empresas como Iberdrola o Repsol, con fuerte presencia en el país. FE/Mario Guzmán

Obrador dice que quiere mucho al pueblo español, pero no a su monarquía, gobierno o empresas

15 febrero, 2022
|
Actualizado: 15 febrero, 2022 17:11
|

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó este martes que su Gobierno respeta «mucho» al «pueblo español», que es diferente de la monarquía, del Gobierno español y de las empresas de ese país. Añade que la «pausa» en las relaciones que propuso con España la pasada semana se dará en términos empresariales, en referencia a los supuestos casos de amiguismo en administraciones pasadas. Dos de las empresas españolas con más intereses en México son Iberdrola, donde produce el 33% de la electricidad de todo el Grupo, y Repsol, así como entre los bancos destaca el BBVA, que ha convertido el mercado de ese país en su motor de beneficios.

Una periodista le preguntó en la rueda de prensa desde Palacio Nacional si la «pausa» que propuso la semana pasada sería con contratos de empresas españolas, pero no diplomática ni política.

«A las empresas españolas y los contratos, y al influyentismo porque si ustedes investigan, que sí investigan, van a encontrarse cosas completamente para decirlo amablemente y usar un eufemismo, irregulares, en todas las obras», aseguró el mandatario.

El presidente mexicano aseguró que su Gobierno respeta «mucho» al «pueblo español», que es diferente de la monarquía, del Gobierno español y de las empresas de ese país.

«Y la única queja, el único cuestionamiento, es que se abusó en otro tiempos de nuestro país y se consideró (al país) como tierra de conquista. Por las empresas y por el influyentismo político que se llevaba a cabo arriba en la cúpula de los poderes, tanto de España como de México», agregó.

No obstante, aseguró que «no se rompe la relación».

López Obrador insistió en que no se deben entregar más «contratos leoninos», y denunció una vez más que empresas como Repsol contraten a «políticos» para su administración. 

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: