PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Juan Miguel Villar-Mir Fuentes, presidente de OHL.

OHL rebate la rebaja de calificación de Fith

La agencia internacional de medición de riesgo Fitch ha degradado este jueves la calificación de la constructora OHL tres escalones al pasar de B+ a CCC+, el séptimo escalón de lo que se conoce en el argot financiero como bono basura. Para la constructora, esta rebaja de Ftch es «sorprendente e inconsistente» y no toma en cuenta la recuperación de la empresa en los últimos trimestres sobre todo en el sector de la construcción.

PUBLICIDAD

Según Fitch, la rebaja se produce por el debilitamiento del perfil financiero de la constructora, que tiene problemas en varios proyectos heredados del pasado que arrojan pérdidas, además de por su poca capacidad para generar efectivo.

A pesar de este recorte, la agencia con sede en Londres considera que la empresa tiene una perspectiva «estable» y que su resultado bruto de explotación (ebitda) crecerá un 4 % a medio plazo y ha destacado de forma positiva su sólida posición en el sector del transporte y su diversificación.

Asimismo, Fitch no ha tomado en cuenta a la hora de elaborar este pronóstico el proyecto de Canalejas que podría proporcionar, según su opinión, a OHL un efectivo adicional que mejore sus perspectivas a medio plazo.

PUBLICIDAD

La agencia de calificación asegura en su informe que el consumo de caja a medio plazo es una de las debilidades claves de la empresa y prevén que la cantidad de dinero disponible para cubrir deuda o repartir dividendos será negativa, en concreto de 680 millones de euros entre 2019 y 2021.

OHL no comparte la decisión de la agencia por el momento temporal en que
se produce y así se lo ha comunicado. Desde que OHL publicó sus resultados de 2018, el grupo viene cumpliendo con las expectativas del mercado, con recuperación progresiva de los márgenes asociados a su negocio de construcción, EBITDA positivo en todas sus líneas de negocio y reducción progresiva de los consumos de caja asociados a la actividad ordinaria.

A juicio de OHL, la compañía se encuentra en la senda de la recuperación y no se han dado motivos, en el presente ejercicio, que justifiquen la decisión adoptada por Fitch Ratings.

PUBLICIDAD