PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Orange y Vodafone, dos de las tres grandes operadoras del mercado español, han sido sancionadas por la CNMC por el 902.

Orange abre en noviembre su banca móvil y cierra Orange Cash

El operador de telecomunicaciones Orange España echará el cierre el próximo 30 de noviembre a su servicio de pagos mediante una aplicación para móviles Orange Cash, tras cuatro años de vigencia, mientras que también en otoño está previsto el inicio de operaciones en España de la banca por internet Orange Bank. 

PUBLICIDAD

Orange Cash ha enviado un correo electrónico a sus usuarios en el que informa de que ese servicio dejará de estar disponible el 30 de noviembre y de que desde el 25 de agosto no se podrán realizar recargas de dinero en la aplicación, que ha venido funcionando desde 2015 mediante prepago.

A partir del 25 de agosto Orange Cash cobrará a los usuarios 5 euros mensuales como comisión por administración del servicio, aunque estarán exentos aquellos que hayan utilizado la aplicación para un pago al menos una vez en el mes anterior.

Orange Cash ha invitado a sus usuarios a gastar el dinero que tienen acumulado en su cuenta antes de que el servicio cierre o bien a que remitan un correo electrónico a la entidad para que proceda al inmediato reembolso y a la cancelación de la cuenta.

PUBLICIDAD

El servicio Orange Cash fue presentado el 7 de mayo de 2015 y estaba disponible para quienes dispusiesen de un móvil con NFC (un tipo de conexión inalámbrica) y con una tarjeta SIM también con NFC, para operar en comercios que aceptasen tarjetas Visa «contactless» (sin contacto) o bien de forma virtual por internet.

En noviembre de 2017 Orange Cash informó de que tenía unos 150.000 usuarios en España.

A partir de septiembre de 2019 comenzará a operar en España la banca por internet Orange Bank, una vez que el pasado 1 de abril recibiera la autorización pertinente del Banco de España, que la incluyó en sus registro de entidades autorizadas para prestar servicios bancarios en España.

Esa solicitud la cursó el Banco de España a petición del Banco de Francia y como sucursal del banco francés Orange Bank.

PUBLICIDAD

En abril de 2016 el operador de telecomunicaciones Orange tomó el control de la entidad financiera Groupama Banque, al adquirir el 65 % de su accionariado.

Sobre la base de Groupama fue lanzado Orange Bank en Francia el 2 de noviembre de 2017.

Un año y medio después, el pasado abril, superó los 300.000 clientes, después de que concluyera 2018 con 248.000 usuarios dados de alta.

Orange ha destacado que dos de cada tres usuarios de su banco en Francia hacen al menos una operación por semana, una cifra superior a las de otros «neobancos».

El lanzamiento en España lo está dirigiendo Narciso Perales Dominique, que desempeñaba anteriormente el cargo de director de transformación digital en Bankinter y que se incorporó a Orange en febrero de 2018.

Perales será el director general de la nueva entidad una vez que quede constituida a finales de este año.

La previsión de Orange es que su banco alcance dos millones de clientes en Francia en diez años y que aporte beneficios al grupo a partir de 2022, cuando cumpla seis años en servicio.

En cambio, su plan es que en España el banco supere el umbral de rentabilidad en cuatro años, «más rápido que en Francia porque el modelo es más equilibrado (en España) entre el pago y el crédito al consumo, que da más beneficios», según explicó el 1 de octubre pasado el responsable de los servicios financieros de Orange, Paul de Leusse, en una entrevista con Le Monde recogida por Efe.

Junto a la sucursal española, Orange Bank tiene previstas también filiales este año en Senegal y Costa de Marfil; el año que viene en Eslovaquia, Mali y Burkina Faso, y en 2021 en Bélgica y Polonia.