¿Peligra el dividendo de Telefónica? El mercado teme lo peor

¿Peligra el dividendo de Telefónica? El mercado teme lo peor

14 octubre, 2016
|
Actualizado: 14 octubre, 2016 21:55
|

El dividendo de Telefónica es su principal atractivo para los accionistas. El plan C tras el fiasco de Telxius y el veto a la venta de O2 podría pasar por un recorte en el dividendo.

Suprimir el dividendo no es una acción nueva para Telefónica, lo hizo en 2012 por primera vez desde la Guerra Civil. Los 1,42 millones de accionistas que tenía entonces se quedaron sin cobrar el principal atractivo por el que invirtieron en Telefónica, más cuando un año antes se incrementó el dividendo hasta los 1,75 euros por título.

La acción de Telefónica cotizaba cerca de los 9 euros por acción, en los mismos niveles en los que cotiza cuatro años después. A cierre de este viernes, la acción de Telefónica se compra y vende en los 8,86 euros, un 14% por encima de los 7,73 euros que registró tras el Brexit y mínimos anuales, y un 13% por debajo de los máximos del año, registrados en marzo.

Telefónica solo tiene la posibilidad de un plan C tras la presión de las agencias de rating, que amenazan con una nueva bajada en la nota de la deuda si no reduce su nivel de endeudamiento hasta 2,35 veces el OIBDA desde el 3,2 actual. Telefónica se las prometía felices, había dos posibilidades de altura para lograrlo, un «plan A» pasaba por la venta de O2 a un fondo de inversión, pero la operadora no contaba con un veto de Bruselas, un descalabro que alcanzaba los 13.000 millones de euros.

La operadora activó entonces el plan B, la salida a Bolsa de Telxius, que en cifras era el 10% de la venta de O2. La OPV no despertó el interés de los fondos de inversión e inversores institucionales y solo estaba destinada a ellos, dando de lado a los particulares, los cuales se quedaban sin ver la principal promesa, el 40% de los beneficios se iban a destinar al pago de dividendos. Telefónica tuvo que cancelar la operación pocos días antes del anunciado estreno bursátil.

Anular el dividendo sería la muerte para Telefónica

A dos meses y medio para cerrar el año, Telefónica aún no ha cumplido el objetivo de bajar su nivel de endeudamiento a 2,35 veces el OIDBA, ni tampoco ha acometido fuertes desinversiones. Es más, ha incrementado el dividendo de su filial en Brasil.

«Telefónica no puede volver a recortar dividendo porque sabe que sería su final y caída», ha afirmado Carlos Laredo, de Invinco, a preguntas de INTERECONOMÍA.COM. A su juicio, la operadora solo tiene la alternativa de tomar el plan A y el plan B para evitarlo.

Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, considera que el dividendo sí está en peligro. «Su dividendo no es 100% seguro», ha afirmado a Estrategias de Inversión. A su juicio, la fuerte caída provocada por el fiasco  de la OPV de Telxius mostró los temores de un posible recorte. «Le ha fallado el plan A y el plan B. El plan C puede ser tocar el dividendo», ha continuado, al tiempo que ve el «desorbitado» endeudamiento como el principal problema para la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete. «El dividendo en Telefónica está en peligro y me parece que es una compañía que ofrece de momento muchas incertidumbres como para apostar por ella», ha concluido.

Telefónica necesitaría 3.800 millones en efectivo para pagar el dividendo

Y es que, para Telefónica necesitaría cerca de 3.800 millones de euros en efectivo para abonar la retribución al accionista. En caso de que el porcentaje de accionistas que piden el pago en acciones se mantenga, tendría que desembolsar 2.400 millones de euros.

Bank of America aseguraba tras la cancelación de la OPV de Telxius que Telefónica ponía en riesgo el pago del dividendo. La deuda de Telefónica junto con los compromisos ascendía a 56.000 millones de euros a cierre de junio de este año. La ratio de endeudamiento alcanzaba las 3,2 veces el oibda, muy por encima de la deuda de las compañías del sector, cuya media se sitúa en el 2,2.

.
Noticias Relacionadas: