Perú expedienta a Repsol por presunta información falsa
El presidente de Repsol, Antonio Brufau. EFE/Emilio Naranjo/Archivo

Perú expedienta a Repsol por presunta información falsa

15 marzo, 2022
|
Actualizado: 15 marzo, 2022 12:24
|

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) anunció este lunes que inició un nuevo procedimiento administrativo sancionador contra la refinería La Pampilla, que opera Repsol, «por la supuesta remisión de información falsa» en el informe preliminar sobre el derrame de petróleo ocurrido el pasado 15 de enero en el mar de Lima.

El organismo explicó que el procedimiento se inicia «para determinar si existe responsabilidad administrativa por el incumplimiento de una obligación ambiental fiscalizable a cargo del administrado, cuya consecuencia es la imposición de una sanción».

Según señaló el OEFA en un comunicado, en el Reporte Preliminar de Emergencias Ambientales a partir del derrame, la refinería le informó sobre un derrame de 0,16 barriles de petróleo que afectó un área de 2,5 metros cuadrados.

«A la fecha, se ha podido constatar que el derrame ha superado los 10 mil barriles de petróleo y el área afectada alcanza una extensión de 11.061 hectáreas», enfatizó el organismo.

Agregó que, por ese motivo, correspondería aplicar una multa hasta por 1.000 unidades impositivas tributarias (UIT), equivalentes a 4,6 millones de soles (1,2 millones de dólares).

Detalló, en ese sentido, que hasta el momento ha iniciado procedimientos administrativos sancionadores contra Repsol «cuyas multas podrían superar los 59 millones de soles» (unos 15,9 millones de dólares) por diversas infracciones.

«El OEFA, como autoridad de fiscalización ambiental, reafirma su compromiso de continuar realizando supervisiones diariamente e imponer las sanciones respectivas al detectar incumplimientos por parte de Repsol», concluyó el organismo estatal peruano.

El derrame de petróleo ocurrió el 15 de enero pasado, cuando el buque italiano Mare Doricum descargaba combustible a las tuberías submarinas de la refinería La Pampilla, que opera Repsol en el municipio de Ventanilla, en la provincia limeña del Callao.

En un primer momento, la empresa reportó que se trataba de una fuga de 0,16 barriles (unos 25 litros) y que había sido causada por el «oleaje anómalo» producido por una erupción volcánica en Tonga.

Repsol elevó tres días después esa cifra a 6.000 barriles, aunque finalmente calculó que habrían sido 10.400, aún menos de los 11.900 que estima el Gobierno peruano (1,9 millones de litros).

El pasado viernes, el OEFA levantó la paralización temporal de las actividades de carga y descarga de hidrocarburos del terminal multiboyas 1 de La Pampilla, pero mantuvo detenidos los terminales Multiboyas 2 y 3, y Monoboya T-4.

A inicios de marzo, Repsol informó que a la fecha ya registra un 89 % de avance en su cronograma de limpieza y acciones de primera repuesta frente al derrame en el mar y playas de Lima y el Callao.

Asimismo, la trasnacional firmó un acuerdo con el Gobierno peruano mediante el cual se compromete a entregar 3.000 soles (unos 805 dólares) como anticipo de indemnización a unos 5.000 pescadores y comerciantes afectados por el derrame.

Tras el derrame, un juez ordenó el impedimento de salida del país durante 18 meses a cuatro directivos de Repsol, entre ellos su director ejecutivo en Perú, Jaime Fernández Cuesta, como parte de una investigación por la presunta comisión del delito de contaminación ambiental.

Este lunes, también se ordenó el impedimento de salida del país por 15 meses para el director de Refino de Repsol, Carlos Paiva; el gerente de Producción de Repsol, José Marín Gómez; el gerente de Fiabilidad y Mantenimiento de la refinería La Pampilla, Roberto Wong; y el gerente de Tanques y Terminales, Sebastián Guzmán. 

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: