¿Qué podrían perder los trabajadores de Banco Popular trasladados al Santander?

¿Qué podrían perder los trabajadores de Banco Popular trasladados al Santander?

30 noviembre, 2017
|
Actualizado: 30 noviembre, 2017 14:11
|

La negociación de los trabajadores y Banco Popular por el ERE continúa. En concreto afecta a 575 empleados de los servicios centrales que pasarían a formar parte del Grupo Santander. Por el camino se pueden perder una serie de bonus y complementos.

Los sindicatos aún no han entrado de lleno en estas cuestiones internas durante las negociaciones, centradas por ahora en mantener el salario, el convenio colectivo de la banca y en reducir el número de afectados. No obstante, denominan «externalizaciones» al traspaso de los 575 trabajadores de sus oficinas centrales.

Según han explicado fuentes sindicales a Intereconomía.com, los trabajadores en este departamento tienen una serie de privilegios que podrían perder en caso de que fueran contratados por el Grupo Santander. Así, por ejemplo, tienen una tarjeta para gastar 9 euros diarios en dietas, un privilegio que podría quedar anulado si el Banco Santander no accede a su mantenimiento.

El término externalización en Banco Popular no es nuevo y existe un precedente al que se acogen ahora los sindicatos para tomar un punto de partida en las negociaciones. En concreto, al traspaso de trabajadores de Banco Popular a IBM. La tecnológica mantuvo todo el convenio y privilegios que tenían los trabajadores de Banco Popular, y hasta el momento no se ha recibido ninguna queja de incumplimiento. Al cabo de 10 años, estos trabajadores formarían parte de la plantilla de IBM, y se desvincularían de la entidad financiera. El pacto se firmó en 2014, por lo que su contrato estaría en vigor hasta 2024. El asunto sí se puso sobre la mesa en las negociaciones con Banco Santander, que desconocía el acuerdo que beneficia a los 39 trabajadores traspasados.

Las mismas fuentes han asegurado a este medio que la negociación se basa principalmente en mantener el salario y el convenio de banca, ya que en caso de traspasarse a otra empresa no financiera, como al departamento tecnológico, el nuevo convenio podría mermar sus condiciones laborales al ser menos maduro que  el de banca, con mayores complementos en nómina, y por tanto una mayor retribución variable. No obstante, todo dependerá finalmente de Banco Santander, que les afirmó que «valoraría» el pacto firmado con IBM, sin dar aún respuesta a los trabajadores. Además, los sindicatos desconocen detalladamente el convenio de Banco Santander hacia sus trabajadores, por lo que están negociando en parte a ciegas, pero sin entrar aún en detalle sobre este asunto.

Banco Santander tendría que fijar ahora los salarios de horas extras y las guardias. Con IBM, el acuerdo establece 300 euros por cada semana de guardia de lunes a jueves, mientras que de viernes a domingo el concepto en nómina se sitúa entre los 200 y los 440 euros dependiendo del número de incidencias resueltas. En caso de realizar labores de atención al cliente, los emolumentos alcanzan los 300 euros al mes, aunque la cantidad podía ser intercambiable por días libres.

Banco Santander podría anular en estos traspasos el bono trimestral por cumplir objetivos. No obstante, aún no han percibido este plus en el tercer trimestre al incrementarse los requisitos establecidos para abonarlos una vez dentro de Banco Santander.

Otro de los privilegios se encuentra en las ventajas a la hora de pedir un préstamo. Aquellos que tengan un préstamo con la entidad no se verán afectados, pero sí las nuevas peticiones, donde Banco Santander tendrá la última palabra.

Asimismo, se espera que Banco Santander mantenga la antigüedad, al ser considerada una externalización, tal y como ocurrió con IBM. De esta forma, se les tendría que abonar la indemnización por despido correspondiente en caso de que no se la conserven, por lo que Banco Popular podría ahorrarse este dinero si se les mantiene.

En cuanto al pago de dietas, los servicios centrales de la entidad disfrutan de 9 euros diarios en una tarjeta, un privilegio que podrían perder, como sucede también con el complemento por los gastos de guardería.

.
Noticias Relacionadas: