El Popular, primer banco rescatado por la UE

El Popular, primer banco rescatado por la UE

07 junio, 2017
|
Actualizado: 07 junio, 2017 13:09
|

La venta del Popular al Santander por un euro simbólico no es una oferta privada, sino fruto de una larga negociación nocturna entre el Banco Central Europeo y Ana Botín.

El Santander ha comprado el 100% del Popular, que tiene un capital social de 2.000 millones de euros, por un precio de un euro, pero la operación se ha llevado a cabo bajo la resolución de entidades bancarias de la Unión Europea, un mecanismo que se aprobó en 2008 y que se ha activado ahora por primera vez. El proceso evita el rescate público por parte de los contribuyentes, y se realiza un rescate interno de la entidad financiera, donde accionistas y bonistas de la deuda de mayor riesgo han perdido el 100% de la inversión.

La Junta Única de Resolución (JUR) ha anunciado la transferencia de «todas las acciones e instrumentos de capital» de Banco Popular a la entidad financiera presidida por Ana Botín de forma que la entidad pasa a ser del Santander, como una filial más pero sin integración en el balance. El santander mantiene los puestos de trabajo y oficinas y toma el control de la entidad desde este mismo miércoles.

El mandato del JUR es evitar que los contribuyentes, clientes y depositantes del Popular se vean afectados, y que sean los propietarios del banco quienes asuman las pérdidas. Si hubiera sido un rescate, tanto los clientes como depositantes tendrían solo la garantía sobre 100.000 euros por cuenta corriente.

El Banco Central Europeo ha asegurado este miércoles que el Popular estaba en una delicadísima situación, ya que su posición de liquidez se ha deteriorado en los últimos días. Ante una situación de quiebra, fue el BCE quien llamó al Santander para ofrecer una solución y evitar un rescate público. En esas negociaciones, el Santander puso a trabajar a todo su equipo para tratar de llegar a dar un precio, más cuando no había ofrecido cantidad alguna por el Popular durante el proceso de venta, encargado a JP Morgan.

Según el BCE, el Popular «habría sido incapaz, en el futuro cercano, de pagar sus deudas y otras obligaciones». Así, la JUR toma el control momentáneo del Popular, para después adjudicarlo al Santander. En este proceso ha intervenido el Frob.

En el caso de que el Santander u otras entidades financieras rechazaran la adjudicación del Popular, el banco hubiera entrado en liquidación.

 

Noticias Relacionadas: