El precio del seguro de coche subió un 7,9% en 2016

El precio del seguro de coche subió un 7,9% en 2016

12 febrero, 2017
|
Actualizado: 12 febrero, 2017 17:56
|
Es muy habitual que, durante los primeros meses del año, se renueven las primas de seguros de coche. Hasta el año 2016 este trámite estaba siendo un aspecto muy positivo para los contratantes porque las aseguradoras, por sí mismas, se hacían una competencia muy fuerte que resultaba beneficiosa. Pero el año pasado esto cambió y las primas se volvieron más caras. En concreto subió un 7,9%. Es importante tener este dato en cuenta porque la tendencia natural, según el sector de seguros, es que siga en aumento. Aquí es donde resulta más que interesante hacerse con un buen comparador de seguros de coche para asegurarse de contar con todas las coberturas que se estimen oportunas, pero sin pagar por ello de más. El estudio llevado a cabo por Kelisto apunta a que ese incremento, de cerca del 8%, se tradujo en 613,8 euros de media. O lo que es lo mismo, los asegurados pagaron 45 euros más que en el año 2015 por la misma prima de seguros. Este aumento se puede deber, como apuntan desde el mismo Kelisto, a dos motivos principales. Por un lado, se ha modificado el baremo en cuanto a indemnizaciones para víctimas de tráfico por la nueva normativa. Por otro, se ha observado un claro incremento en cuanto al número de vehículos que circulan por carretera, lo que supone un mayor riesgo a la hora de poder producirse un accidente. De hecho, las ventas son un claro reflejo de lo que apuntan desde Kelisto pues en el año 2016 se vendieron en España más de un millón de coches (un 11% más que en el año anterior). La tendencia al alza en materia de seguros de automóviles es algo que se mantuvo a lo largo de todo el 2016. En concreto, los seguros que registraron un mayor incremento fueron los de a todo riesgo (con un precio medio de 1.344 euros. Es decir, un 11,6% más que en el año 2015) El seguro a terceros ampliado también se encareció un 10,8%, pasando de una media de 394,4 euros a 433 euros. Y la prima del seguro a terceros básica también subió 27,1 euros, con una media de 396,3 euros. Hasta el año 2013 pudo verse una clara lucha entre las diferentes aseguradoras para tratar de ser lo más competitivas posible y hacerse con un mayor porcentaje del mercado. Pero lo que ocurrió a finales de ese mismo año es que se empezó a ver un claro cambio de tendencia y cómo el precio medio del seguro de un automóvil se incrementaba. Lo que ha ocurrido, según las propias aseguradoras, es que el sector no puede seguir manteniendo los precios anteriores por las nuevas indemnizaciones (que entraron en vigor en enero de 2016) y, sobretodo, por el aumento de siniestros registrados. Según la propia Dirección General de Tráfico (DGT) a lo largo de 2016 se pudo observar un incremento de 5,5 millones en cuanto a viajes de larga distancia por carretera. Ese aumento llegó hasta un 2,5% durante los fines de semana. A esto se suma el hecho de que los vehículos en circulación son bastante viejos, lo que lleva a más accidentes también. Las mismas cifras de la DGT señalaban a comienzo de año que durante 2016 un total de 1.160 personas perdieron la vida en las carreteras españolas. La única solución rentable para el conductor: comparar Ante esta situación, contando con que tener un seguro de coche es obligatorio y es necesario, lo mejor que puede hacer la persona que tenga que asegurar su vehículo es comparar. Por suerte, ahora se cuentan con las herramientas necesarias en Internet para que sea aún más sencillo elegir la mejor oferta. Lo único que hay que hacer es: rellenar un breve formulario (con la información básica de quién va a conducir y sus datos correspondientes) indicar el tipo de vehículo que se quiere asegurar (marca, modelo, año) y el tipo de cobertura que se desea (por norma general, cuando son vehículos nuevos, se tiende por un seguro a todo riesgo y, cuando es un coche de segunda mano y con algunos años, se opta po el de terceros) Con esto, ya se pueden ver las ofertas que presenta el mercado y elegir aquella que resulte más beneficiosa, sin perder por ello las coberturas que más interesen en cada caso. Hay que aclarar que no siempre la aseguradora más económica es la mejor y conviene fijarse muy bien, antes de contratar, en lo que de verdad cubre (en algunos casos, habrá coberturas que se echen en falta y, por contra, otras que no se necesitan para nada) Es interesante pararse a pensar para qué, quién, cuánto y por dónde se va a conducir el vehículo. Siempre que quede alguna duda lo mejor es contactar, directamente, con la a aseguradora que se tiene en mente y plantear el caso concreto para ver qué pueden ofrecer, antes de firmar acuerdo alguno. Más información: Granada Digital
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD