Problemas con vehículos Volkswagen tras la actualización del software en los afectados del «Dieselgate»

Problemas con vehículos Volkswagen tras la actualización del software en los afectados del «Dieselgate»

15 noviembre, 2017
|
Actualizado: 15 noviembre, 2017 9:13
|
PUBLICIDAD

La OCU ha solicitado formalmente a la Oficina alemana de Transporte Automovilístico (KBA) que explique «exactamente» cómo verificaron las soluciones técnicas que proponía Volkswagen tras el «Dieselgate» y si las actualizaciones de software para los coches afectados están siendo correctas.

Así lo ha anunciado la Organización de Consumidores y Usuarios y ha afirmado que las actualizaciones de los softwares en los vehículos Volkswagen afectados por el «Dieselgate» generan «incertidumbre».

Por eso ha exigido a Volkswagen que ofrezca soluciones gratuitas a los consumidores que tengan problemas con su vehículo después de la actualización de este sistema.

Según la OCU, los usuarios han registrado ruidos «extraños» en el vehículo, un mayor consumo de combustible y menor potencia, entre otras cosas, y estos son problemas que pueden suponer una factura «elevada».

Por otra parte, la organización señala que el grupo Volkswagen sigue manteniendo que las medidas técnicas realizadas sobre los vehículos no tienen «un impacto negativo en el consumo de combustible, emisiones de CO2, rendimiento del motor, o nivel de sonido del vehículo» y que «todos los datos relacionados con la aprobación del tipo de vehículo permanecerán sin cambios».

Además, Volkswagen remite directamente a la KBA para remediar cualquier problema que surja con el dispositivo defectuoso instalado por la compañía automovilística, ha explicado la OCU.

En ese sentido, la asociación ha solicitado a esta entidad que entregue todos los informes de prueba, así como la información necesaria que respalde su decisión de aprobación de estas soluciones.

Hasta la fecha, la KBA no ha proporcionado dicha documentación, por lo que las asociaciones de consumidores están encontrando «fuertes obstáculos» para verificar esta cuestión de manera objetiva, ha denunciado la OCU, quien cree que el fabricante alemán y la KBA están gestionando la información con «hermetismo y falta de transparencia».

Por último, OCU ha considerado «inaceptable» que se les pida a los consumidores que confíen en Volkswagen cuando no se les está ofreciendo ninguna información sobre lo que están haciendo con su vehículo, por lo que ha pedido a la autoridad en materia de consumo que intervenga en este problema y se asegure de que en los talleres de Volkswagen se informe adecuadamente a los consumidores afectados sobre esta actualización de software y los problemas que puede acarrear.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD