PSA también insta al Gobierno a adaptar el impuesto de matriculación de 2021

PSA también insta al Gobierno a adaptar el impuesto de matriculación de 2021

11 diciembre, 2020
|
Actualizado: 11 diciembre, 2020 19:32
|

El grupo PSA (Citröen, Peugeot, Opel), como antes lo han hecho ya otros fabricantes de automóviles, ha instado a la Administración a adaptar de forma inmediata el impuesto de matriculación a la entrada en vigor del nuevo ciclo de homologación de emisiones WLTP para evitar el impacto que tendrá en la demanda el incremento del 5 % que supondrá en el precio de los vehículos fabricados en España.

La entrada en vigor definitiva el 1 de enero de 2021 del sistema de homologación de emisiones WLTP provocará que muchos automóviles que se venden en la actualidad en España pasen a pagar el impuesto de matriculación, lo que les encarecerá.

En España, el impuesto de matriculación va ligado a las emisiones, por lo que de aplicarse esta nueva medición (obligatoria en la Unión Europea) sin cambiarse los actuales tramos del impuesto, muchos vehículos que ahora se ven exentos «saltarán de tramo» y pasarán a pagar el 4,75 % que grava a aquellos que emiten entre 120 y 160 gramos/kilómetro de C02.

Según ha indicado este viernes el grupo PSA, mantener el actual sistema fiscal supone un fuerte daño al sector automovilístico y «un nuevo obstáculo a la necesaria renovación del parque automovilístico español, uno de los más envejecidos de Europa».

PSA explica que el incremento de precio medio, de en torno al 5 %, afectará al 60 % de la demanda y al 75 % de los vehículos fabricados en España, entre los que se encuentran más de 100.000 unidades producidas en las plantas del grupo en Zaragoza, Vigo y Madrid, dirigidas al mercado doméstico.

A juicio del grupo automovilístico, la alternativa de una simple prolongación de los planes de ayuda como el Renove, no es suficiente, pues considera que «han demostrado su ineficacia en 2020 y sólo son acciones coyunturales frente a una subida estructural de los impuestos».

PSA dice que la petición que hace al Gobierno «en ningún caso nos aleja de los objetivos de descarbonización, ya que sólo se trata de neutralizar el impacto de una normativa técnica».

Además, dice que «la falta de voluntad del Gobierno de apoyar al sector en un contexto muy complicado para la industria del automóvil es un mensaje negativo para nuestra casa matriz de consecuencias imprevisibles a medio y largo plazo, ya que el mercado español, uno de los que más cae en Europa, podría reducirse en 2021 en más de 110.000 unidades».

También recuerda que otros países del entorno, como Francia y Portugal, han adaptado su sistema impositivo, como piden que se haga en España, para proteger la actividad y el empleo en el sector, y asegurar que los ciudadanos utilicen vehículos más sostenibles y más seguros.

Noticias Relacionadas: