La CNMC: REE endosa 226 millones a los consumidores por proyectos sin justificar

La CNMC: REE endosa 226 millones a los consumidores por proyectos sin justificar

22 enero, 2018
|
Actualizado: 22 enero, 2018 12:06
|

Competencia ha analizado exhaustivamente el nuevo plan estratégico 2018-2020 de REE, valorado en 2.157 millones de euros, y que sufragan los consumidores en la factura de la luz. No obstante, según la CNMC, aparecen proyectos no justificados por un importe de 226 millones, el 10% del total.
Competencia cree encontrar anomalías en el plan de proyectos, como la construcción de instalaciones que no están debidamente justificados, o no ver relación entre los proyectos previstos con los contemplados en la planificación, por lo que se hace muy difícil su seguimiento y poder contrastarlos.
Además, el organismo encargado de garantizar la competencia, ha encontrado proyectos por valor de 226 millones, el 10% del total de la inversión estratégica, que no deberían contabilizarse en la factura dela luz debido a sus características o su carencia de justificación. El más importante es el correspondiente a los Despachos de Control, equipos que permiten la telecomunicación con las instalaciones de generación al objeto de que se modulen su producción a las necesidades, un importe que será de 183 millones, según recoge El Economista. Estos Despachos de Control no están estandarizados, y su retribución se estipula equipo por equipo. A juicio de REE, se trata de una singularidad, pero para ello tenía que haber explicado la misma en su memoria, un hecho que no dado constancia en su memoria.
La singularidad, por sí sola, no es suficiente para Competencia. De hecho, ha detectado un incremento significativo de costes en algunas instalaciones denominadas «singulares», pese a que no están justificadas debidamente. Según el dictamen de la CNMC, REE incrementa los costes un 100% en la línea La Pobla-Pont de Suert, mientras que en Compostilla-Montearenas, suben en un 22%, hasta los 6,1 millones de euros.
Competencia también destaca las instalaciones construidas antes del tiempo previsto, sobre todo en Islas Canarias. Se trata de parques eólicos para el cupo especial de 436 MW, que cobrarán 86 euros por MWh siempre y cuando estén conectados a finales de este año. Según Competencia, los costes de adelantar las instalaciones para beneficios particulares no deben asumirlo los consumidores y por tanto el sistema. REE no puede adoptar esas infraestructuras como propias antes del plazo previsto en la Planificación y que son los interesados quienes deben sufragarlas durante el período anticipado, según apunta el citado diario.
De esta forma, excluyendo los costes que abonarían los consumidores, REE tendría que aumentar sus inversiones en relación a lo establecido legalmente, el 0,065% del PIB. Sin las partidas anómalas, habría una inversión de 1.931 millones de euros frente a los 2.456 millones.

Noticias Relacionadas: