A Repsol se le pone crudo

A Repsol se le pone crudo

23 febrero, 2016
|
Actualizado: 23 febrero, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Hasta el momento, Repsol ha conseguido que las agencias de rating aguanten al borde del bono basura la calificación que tienen sobre la petrolera. Pero podría ser sólo cuestión de tiempo que actúen si el precio del petróleo se mantiene en los niveles actuales, ya que el plan estratégico de Repsol está elaborado con un precio del petróleo en los 50 dólares. Muy, muy lejos de los actuales niveles.

Para evitar caer en high yield, Repsol ha recaudado 3.000 millones de euros con la venta de participaciones en CLH o Eagle Ford, ha anunciado el despido de un 6% de su plantilla, cerca de 1.500 personas, y ha provisionado 2.900 millones de euros por la caída del precio del crudo, lo que le ha provocado unas pérdidas de cerca de 1.200 millones.

Pero parece que tampoco es suficiente y podría tener que hacer algún esfuerzo más. Necesitan liquidez, y la vía rápida podría ser la venta parcial de su participación en Gas Natural, que se eleva al 30%. Una participación que, a precios de mercado, asciende a 4.800 millones de euros. Desde Kostarof.com, su director, Juan Carlos Costa, cree que la mejor opción posible, y la más probable, pasa por la venta parcial de esta participación: «Yo creo que la mejor alternativa sería deshacerse de parte de Gas Natural. Hay que tener las cosas claras. Ahora mismo, está a más del doble de la valoración que podía tener Gas Natural en los últimos 3 o 4 años. No está en máximos históricos pero sí muy cerca. Yo lo tendría muy claro, liquidaría por lo menos parte la su participación en Gas Natural».

Los interesados en la gasista: desde grandes fondos de inversión, hasta otras compañías energéticas que busquen ganar músculo. Sonia Ruiz de Garibay, de Beka Finance, explica que “Gas Natural es una empresa que puede crear interés a muchas compañías. Yo creo que pueden ser por un lado fondos de inversión conocidos y con músculo financiero o empresas energéticas que deseen tener un papel importante en el negocio gasista nacional con una pata muy importante en Latinoamérica».

De hecho, los fondos de inversión se encuentran al acecho de este tipo de compañías. Para muestra un botón: el fondo de inversión Cerberus cerró la compra de Renovalia por 500 millones, Magnum Capital se hizo con Iberwind por unos 1.000 millones de euros, KKR

compró un 80% de Gestamp Solar por 1.000 millones de dólares y el fondo Oaktree cerró la compra de Eolia Renovables por unos 300 millones, y eso sólo en 2015.

Además, claro, podría suceder también que algunos de los accionistas de referencia de Gas Natural se interesaran en aumentar su participación. Y son, por este orden, CaixaBank, con un 34,4%, la propia Repsol, con un 30%, y Sonatrach, con una participación del 4%. Pretendientes, desde luego, no le faltarían.

Existen, eso sí, más alternativas además de la venta parcial de la gasista. Pero ganan menos enteros. Recortar el dividendo, que dejaría en la cuerda floja a su participada Sacyr, o emitir bonos híbridos son opciones que también se contemplan. Desde XTB, Borja Rubio, de hecho, tampoco las descarta: «La cuestión es ver cuánta parte del dividendo van a sacrificar, porque nosotros pensamos que ese escenario va a acabar ocurriendo. Ellos tenían un escenario de estrés por encima de los 50 dólares el barril y estamos bastante lejos, pese a la remontada de los últimos días. Mantener el dividendo va a estar complicado aunque haga emisiones, que también las va a hacer». Y es que desde XTB, creen que nada evitará el recorte temporal del dividendo. Por mucho esfuerzo que hagan.

En definitiva, a más corto plazo el objetivo de Repsol es no caer en bono basura. Frente a la amenaza de Standard & Poors y otras agencias de calificación, a la petrolera española se le presentan tres principales vías para poder mantener la BBB- y no caer a high yield: recortar dividendo, vender participación de Gas Natural y emitir bonos híbridos. La cosa, desde luego, se le pone cruda a la petrolera.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD