Roldán, actual asesor de Galán en Iberdrola, solo hablará del CNI y Pegasus en ámbitos restringidos
Félix Sanz Roldán, exdirector del CNI y ahora asesor del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

Roldán, actual asesor de Galán en Iberdrola, solo hablará del CNI y Pegasus en ámbitos restringidos

20 abril, 2022
|
Actualizado: 20 abril, 2022 13:32
|

El exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de 2009 a 2019 Félix Sanz Roldán ha avisado de que las explicaciones sobre el espionaje a líderes independentistas a través del sistema Pegasus o sobre el papel del CNI solo pueden darse en los ámbitos específicos de control de este organismo. Desde julio de 2020 trabaja para la eléctrica Iberdrola como asesor del presidente Ignacio Sánchez Galán, con un sueldo que ronda los 250.000 euros anuales. Se da la circunstancia de que Galán está imputado en una de las múltiples piezas de el caso Villarejo y que el excomisario acusó al propio Roldán de ‘montaje’ del propio caso cuando era director del CNI.

Roldán, que participa este miércoles en el Congreso en una acto sobre España y la Seguridad y defensas europeas ante la Cumbre de la OTAN en Madrid, ha eludido pronunciarse sobre si el CNI investigó a más de 60 líderes independentistas catalanes mediante el sistema de ciberespionaje Pegasus, que solo pueden comprar gobiernos.

«Nuestra obligación es no contestar en este ámbito. Sí contestar en los ámbitos que hay para el control del centro. En los lugares de control del CNI se podrá contestar», ha puntualizado tras incidir en que no puede «ni confirmar, ni desmentir, ni hablar del asunto».

Roldán ha añadido que la ley le prohíbe hablar «ni de sus medios, ni de sus procedimientos, ni de sus relaciones con terceros» y ha insistido en que existen ámbitos específicos para dar explicaciones.

En el ámbito parlamentario, la Comisión de Control de los créditos destinados a gastos reservados es la encargada de tratar todos los asuntos vinculados a secretos oficiales pero en esta legislatura está sin constituir debido a un bloqueo político.

Y es que en esta comisión, presidida por la presidenta del Congreso, deben estar representados todos los partidos políticos, también los independentistas, lo que provoca reticencias en algunas formaciones.

De hecho, los integrantes de la comisión de gastos reservados, que tradicionalmente son los portavoces de los grupos parlamentarios, deben ser elegidos por una mayoría de tres quintos en el pleno del Congreso mediante votación secreta, lo que implica que cada representante político debe obtener una mayoría cualificada. 

.
Noticias Relacionadas: