Ryanair calienta la guerra de precios en el inicio de 2018

Ryanair calienta la guerra de precios en el inicio de 2018

03 enero, 2018
|
Actualizado: 03 enero, 2018 11:38
|

Ryanair ha abierto una nueva guerra de precios en pleno inicio del año. Los clientes ya pueden reservar asientos de cara a verano 2018 y asegura que tienen «las tarifas más bajas en Europa».
La aerolínea ha mandado este mensaje tras afirmar que ha transportado un total de 129 millones de pasajeros durante el pasado año, un 10% más respecto al 2016, mientras que ha incrementado el tráfico en un 3%
Según las cifras publicadas por la aerolínea irlandesa Ryanair, por sus vuelos han pasado 9,3 millones de personas, mientras que el índice de ocupación en el mismo mes fue del 95%, un 1% más respecto a diciembre del pasado año.
En el mismo escueto comunicado, Ryanair ha afirmado que los clientes podrán «acceder a tarifas incluso más económicas en 2018». «Animamos a todos los pasajeros que quieran reservar sus vuelos para sus vacaciones de verano de 2018 a hacerlo ya en Ryanair.com o su aplicación móvil, donde podrán disfrutar de las tarifas más bajas en Europa», ha asegurado Kenny Jacobs, jefa de mercados de la aerolínea.
Ryanair opera más de 2.000 vuelos diarios desde 87 bases y conecta más de 210 destinos en 33 países. La aerolínea cuenta con una flota de más de 400 Boeing 737 y tiene en marcha un nuevo pedido de 240 Boeing 737 adicionales, que le permitirán reducir sus tarifas y aumentar el tráfico de pasajeros a 200 millones anuales en 2024, indicó la empresa.
De cara a este 2018, se espera un incremento del beneficio del 11,3% en las aerolíneas incluidas en la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), hasta un total de 38.400 millones de dólares. Todo ello, pese a la dura competencia y a la guerra abierta ahora entre EE UU y las aerolíneas del Golfo Pérsico.
Asimismo, las aerolíneas afrontan una subida de los precios del petróleo y una revalorización del euro frente al dólar, que merma las exportaciones. Las proyecciones apuntan a un precio de casi 74 dólares por barril en 2018, así como un incremento del coste de personal. Los costes laborales y combustible suponen el 45% del total de gastos de estas aerolíneas.
Esta nueva guerra de Ryanair se realiza justo después de la quiebra de Air Berlin, Monarch y Alitalia, entre otras, ya que Nikki, por ejemplo también se ha visto afectada.
La IATA trata de frenar la guerra de precios, mientras que Ryanair tiene al menos la intención de mantenerla, según el comunicado difundido este miércoles. La oferta irá en aumento, mientras que se espera también un incremento del número de pasajeros. Los pronósticos apuntan a una ocupación del 81,4% de las plazas, todo un récord en el sector.

Noticias Relacionadas: