Ryanair cobrará por el equipaje de mano

Ryanair cobrará por el equipaje de mano

24 agosto, 2018
|
Actualizado: 24 agosto, 2018 12:16
|
PUBLICIDAD

La compañía aérea irlandesa Ryanair ha anunciado un cambio en su política de equipaje a bordo que consiste en que, desde el próximo 1 de noviembre, los pasajeros deberán pagar entre 8 y 10 euros o libras por las maletas, con un límite de peso de 10 kg, que quieran introducir en la cabina, un servicio que hasta ahora era gratis.

Ryanair ha explicado que con esta medida busca reducir los retrasos y abaratar el precio del equipaje facturado. Antes del cambio anunciado por la aerolínea de bajo coste en su web, los clientes no prioritarios podían introducir en cabina un bolso de mano e incluso una maleta sin coste adicional. Eso sí, las maletas debían ser etiquetadas en la puerta del avión para luego ser trasladadas a la bodega sin ningún cargo para el pasajero.

La empresa ha asegurado que esta forma de actuar obligaba a etiquetar unas 120 maletas, lo que provocaba retrasos de hasta 25 minutos en los plazos de entrega. De esta forma, a partir de noviembre solo los clientes prioritarios podrán llevar dos bolsas, de las que una pude ser una maleta, sin coste adicional. El límite de clientes prioritarios es de 95.

Los viajeros no prioritarios, por su parte, únicamente podrán llevar en la cabina una bolsa de viaje gratis. Estos clientes pagarán por la maleta, de hasta 10 kg de peso, 8 euros o libras si la adquieren con su reserva y 10 si añaden la maleta en un momento posterior a la reserva y hasta 40 minutos antes de la hora de salida programada del vuelo.

Acuerdo con sus pilotos de Irlanda

Por otra parte, la compañía irlandesa ha anunciado que ha llegado a un acuerdo con el sindicato de pilotos Fórsa, de la aerolínea en irlanda y que llevaron a cabo cinco huelgas durante el pasado mes de julio y en agosto.

Aunque Ryanair no ha precisado los términos del pacto, si la Asociación de Pilotos Irlandeses de Aerolíneas (IALPA) lo acepta, la compañía lo presentará después de su junta directiva para incluirlo en un nuevo convenio que afecta a unos 100 profesionales.

Las dos partes retomaron las negociaciones en pasado 13 de agosto una vez que Ryanair aceptó la presencia de un moderador independiente para poner sobre la mesa los once puntos que los pilotos querían negociar relacionados con las promociones por antigüedad, un sistema más transparente de transferencias de pilotos entre las bases de europeas la aerolínea y mejoras salariales y de condiciones laborales.

Según el sindicato Fórsa, estas movilizaciones permitieron que Ryanair negociara después de haber presentado un plan de reducir un 20%, de 30 a 24 aviones, su flota en Irlanda a partir de octubre, con la posible pérdida de unos 300 puestos de trabajo. La compañía ya en diciembre anunció su disposición a reconocer, por primera vez en su historia, a los sindicatos independientes.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD