Ryanair rechaza la sección sindical de sus pilotos en el Sepla

Ryanair rechaza la sección sindical de sus pilotos en el Sepla

24 noviembre, 2017
|
Actualizado: 24 noviembre, 2017 18:56
|

Los pilotos de Ryanair forman en España una sección sindical dentro del Sepla, pero la aerolínea irlandesa ha contestando afirmando que «ni Ryanair ni sus pilotos no la tendrán en cuenta».

Los pilotos de Ryanair han formado en España su propia sección sindical dentro del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) con el objetivo de iniciar un proceso de negociación con la compañía para elaborar el primer convenio colectivo.

España se convierte así en el sexto país europeo donde se crea una sección de la aerolínea de bajo coste irlandesa dentro del sindicato nacional de pilotos, después de que ya se hiciera en Portugal, Alemania, Irlanda, Suecia e Italia.

El colectivo ha elegido recientemente, en una asamblea, a siete compañeros para que le represente en España, donde Ryanair es la aerolínea con más presencia y el segundo en Europa con más bases y pilotos de la compañía, ha informado hoy el Sepla en un comunicado.

El sindicato ha enviado una carta al consejero delegado de la aerolínea, Michael O’Leary, para instarle a reconocer a los siete delegados sindicales del Sepla como representantes legítimos de los pilotos en España e iniciar un proceso de negociación para un convenio colectivo amparado por las leyes laborales españolas.

El máximo responsable de la aerolínea irlandesa ha respondido al Sepla que la carta «de sindicatos de pilotos de la competencia no tiene validez y Ryanair y sus pilotos no la tendrán en cuenta», según ha señalado fuentes de la ‘low cost’ a Efe.

El sindicato español ha detallado, en su nota, que, actualmente, los pilotos de Ryanair «no tienen un texto de referencia que regule sus condiciones laborales, lo que ha permitido que proliferen en el seno de una misma compañía diferentes tipos de contratos con diferentes condiciones laborales».

Pilotos bajó el régmien de autónomos

A su juicio, la ‘low cost’ irlandesa es «el paradigma europeo de los empleos atípicos», ya que muchos de sus pilotos tienen un vínculo laboral indirecto con la compañía, siendo autónomos que trabajan, a través de microempresas, para intermediarios aéreos encargados de proveer de esos profesionales a Ryanair.

Según el Sepla, este esquema empresarial «ha comenzado a tambalearse» este otoño con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que establece que los trabajadores deberán ampararse en la jurisdicción laboral del país en donde tienen la base de trabajo.

Hasta ahora, todos los pilotos que han prestado servicios a Ryanair han estado sujetos a las leyes laborales irlandesas independientemente de su base, una anomalía que ha sido denunciada por la Asociación Europea de Pilotos (European Cockpit Association, ECA) en reiteradas ocasiones, ha añadido la organización sindical.

Con el fin de normalizar esta situación, un grupo de pilotos de Ryanair ha creado un comité de representación de empleados europeos (European Employee Representative Council, EERC), para pedir a la dirección de la compañía negociar un convenio marco europeo, unión que se ha visto reforzada posteriormente a nivel nacional.

.
Noticias Relacionadas: