Programas del domingo
Ryanair, tras perder 815 millones en su año ‘más difícil’, ya otea la recuperación

Ryanair, tras perder 815 millones en su año ‘más difícil’, ya otea la recuperación

En un comunicado remitido este lunes a la Bolsa de Londres, Ryanair también señaló que las restricciones a los viajes situó la facturación del grupo en 1.640 millones de euros, el 81 % menos que en 2019-20, después de verse obligado este año a reducir en un 80 % su programa de vuelos
17 mayo, 2021
|
Actualizado: 17 mayo, 2021 12:51
|
PUBLICIDAD

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair registró una pérdida neta de 815 millones de euros en el pasado ejercicio fiscal (2020-21), el «más difícil» en sus 35 años de historia, pero ve señales claras de «una fuerte recuperación» gracias al avance en Europa de la campaña de vacunación contra la covid-19.

La última ocasión en que la aerolínea presentó «números rojos» anuales fue en 2009, después de dos décadas de constantes beneficios, una tendencia que se ha mantenido hasta la sacudida de la pandemia de coronavirus.

La crisis sanitaria provocó hasta el pasado 31 de marzo, al final del ejercicio fiscal, una caída del 81 % del tráfico de pasajeros, hasta los 27,5 millones, lo que se ha traducido en pérdidas de 815 millones de euros, frente al beneficio neto de 1.002 millones de euros del año precedente.

En un comunicado remitido este lunes a la Bolsa de Londres, Ryanair también señaló que las restricciones a los viajes situó la facturación del grupo en 1.640 millones de euros, el 81 % menos que en 2019-20, después de verse obligado este año a reducir en un 80 % su programa de vuelos.

Ryanair explicó en la nota que el pasado ejercicio fue «el más difícil» en sus 35 años de historia, como consecuencia de un «colapso del tráfico» de clientes que ocurrió, «prácticamente, de la noche a la mañana», después de que «muchos gobiernos, casi sin previo aviso o coordinación», impusieron «prohibiciones a los vuelos, restricciones a los viajes y confinamientos nacionales».

No obstante, su consejero delegado, Michael O’Leary, afirmó en un vídeo de presentación que el aumento reciente de las reservas de vuelos sugiere que «la recuperación ha comenzado».

Suben las reservas de billetes

Las reservas semanales de billetes, dijo, han aumentado desde las 500.000 a principio de abril hasta 1,5 millones ahora.

«Si, como apuntan las previsiones, la mayoría de la población europea está vacunada en septiembre, creemos que podemos esperar una fuerte recuperación» en el segundo semestre del año, desde octubre a marzo, aseguró O’Leary.

En teoría, el marcado repunte de la demanda llevaría a la aerolínea líder en Europa del sector de bajo coste a recuperar su nivel de crecimiento «pre-pandemia» hacia el verano de 2022, con el impulso adicional de un pedido «significativo» de nuevos aviones Boeing 737 «Gamechanger» y la apertura de nuevas bases en Dinamarca, Letonia, Suecia y Croacia.

En este contexto, O’Leary opinó hoy que los precios de los billetes seguirán siendo «bajos» este verano, si bien podrían encarecerse en 2022 debido a que la oferta de asientos caerá en torno al 25 % respecto al nivel anterior a la pandemia, como consecuencia del «colapso de aerolíneas» o «la reducción de sus operaciones»

«No tengo duda alguna de que los precios subirán, sobre todo durante los picos de los puentes de fines de semana o los periodos de viaje durante las vacaciones escolares, pero eso no afectará a las reservas para el verano de 2021», declaró el directivo a la cadena BBC.

Los billetes, agregó, serán «más baratos que nunca» en los próximos meses porque «todas las aerolíneas» están operando con un número de reservas anticipadas «mucho más bajo» que en temporadas anteriores, como consecuencia de las «restricciones a los viajes».

Pendientes de las vacunas

De cara a este nuevo año fiscal, Ryanair prevé que podría transportar entre 80 y 120 millones de pasajeros, a pesar de que en su primer trimestre apenas registrará un tráfico de en torno a cinco o seis millones.

En esta situación de incertidumbre, Ryanair advirtió de que es «imposible» efectuar un pronóstico «normal» sobre los próximos resultados anuales, aunque confió en que podría acercarse al umbral de la rentabilidad «si el proceso de vacunación en la Unión Europea sigue su curso».

O’Leary también destacó hoy que las pérdidas de 815 millones de euros son ligeramente menores que las previstas anteriormente, cuando se situaron en 834 millones de euros.

«Es mejor de lo que esperábamos, pero siguen siendo unas pérdidas traumáticas para una aerolínea que ha logrado beneficios de manera constante durante nuestros 35 años de historia», concluyó el directivo.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD