Programas del domingo
Sánchez abre de par en par las puertas giratorias de Enagás a los exminstros Montilla y Blanco y a un afín a Podemos

Sánchez abre de par en par las puertas giratorias de Enagás a los exminstros Montilla y Blanco y a un afín a Podemos

El consejo de Enagás se vuelve más político y engorda hasta los 16 miembros desde los 13, en contra de las recomendaciones del Código de Buen Gobierno, para colocar a dos socialistas y a un experto en energía de extrema izquierda a 160.000 euros al año cada uno de ellos
27 mayo, 2020
|
Actualizado: 28 mayo, 2020 15:45
|
PUBLICIDAD

El Consejo de Administración de Enagás ha aprobado la propuesta de nombramiento como consejeros independientes de los exministros socialistas con Rodríguez Zapatero José Montilla y José Blanco, así como del  experto energético Cristóbal José Gallego, afín a Podemos, del que se desconoce como en los anteriores, su experiencia empresarial. El Gobierno, solo con el 5% del capital, manda en el operador logístico del gas en España y hace y deshace a su antojo, lejos de cualquier lógica empresarial y con criterios partidistas.

Con estas futuras incorporaciones, el Consejo de Administración de Enagás, como lo hizo el propio Gobierno hasta los 22 miembros, presidido por Antonio Llardén, engorda, en contra de las recomendaciones del Código de Buen Gobierno, y pasará de 13 vocales a 16. Cada uno de estos nuevos consejeros, independientemente de las comisiones a las que sean asignados, cobrarán un mínimo de 160.000 euros.

El Consejo de Administración de Enagás aprobó este lunes estas futuras incorporaciones a propuesta de la Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Responsabilidad Social Corporativa, presidida por Ana Palacio, quien fuera ministra de Asuntos Exteriores bajo el Gobierno de José María Aznar (PP).

José Blanco fue ministro de Fomento con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno, y vicesecretario general del PSOE. El es el máximo responsable de dos acontecimientos que sacudieron a España. La huelga de controladores que cerró el cielo español en lo que supuso el decreto del primer estado de alarma en España, el segundo ha sido el de Sánchez, en democracia. Además, también fue el máximo responsable de la puesta en marcha del AVE híbrido a Galicia que sufrió un terrible accidente en Santiago de Compostela con decenas de muertos porque la vía no estaba adaptada a las medidas de seguridad de la alta velocidad.

Montilla, cordobés de nacimiento, fue ministro de Industria, Turismo y Comercio, también con Zapatero y presidente de la Generalitat de Cataluña con el famoso tripartito con ERC que arruinó a la comunidad autónoma metiéndola en bono basura. Muchos catalanes no han podido olvidar ni recuperarse de  todo el dinero que perdieron con sus ‘bonos patrióticos’ que dejaron de tener liquidez en los mercados prácticamente tras ser emitidos.

Cristóbal J. Gallego ha confirmado esta propuesta en la web del Observatorio Crítico de la Energía -un foro de discusión y análisis en esta materia donde solo opinan lo de Podemos-, donde ha afirmado que acepta este nombramiento porque «la emergencia climática requiere actuar desde el mayor número posible de frentes». Su cuenta corriente se verá muy agradecida por los cientos de miles de euros que recibirá como consejero de Enagás.

Aúnque según él, «de cara a garantizar que su interés por estar en este consejo no tiene una motivación económica, Gallego ha asegurado que, de ser aprobada la propuesta, donará «cada año la cantidad de dinero suficiente -aunque no especifíca cuanto-» como para que su principal fuente de ingresos siga siendo la de profesor de universidad, su actividad profesional principal. Eso también dijeron en su día los de su partido, que no cobrarían más de tres veces el salario mínimo hasta que se han visto con numerosos y bien pagado sueldos públicos en sus bolsillos y han renunciado a esa limitación por orden de su jefe, Pablo Iglesias.

Gallego fue uno de los catorce miembros de la Comisión de Expertos sobre Transición Energética, que se creó bajo el gobierno de Mariano Rajoy, en esa idea que la extrema izquierda también tenía que tener y voto, no fuera a quejarse.

El objetivo que se marca Gallego en Enagás es poner su perfil técnico y experiencia en cuestiones de transición energética al servicio de un sector que precisa una importante reconversión, en el sentido de desengancharse de los combustibles fósiles gaseosos para impulsar alternativas compatibles con la descarbonización. Lo único que ocurre es Enagás, como su propio nombre indica, se dedica al gas.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD