PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Trabajadores directos, de empresas auxiliares, transportistas y forestales de las fábricas de Ence de toda España recorren este jueves calles céntricas de Madrid para llegar hasta el Congreso durante la manifestación contra el cierre de la planta de Pontevedra por la actitud tomada por el PSOE de Pedro Sánchez. EFE/Juan Carlos Hidalgo

‘Sánchez cierra Ence Pontevedra porque debe favores a políticos del PSOE en Galicia’

Los trabajadores del grupo Ence han acusado hoy al Gobierno en funciones de Pedro Sánchez de inacción y le han pedido que «no se desentienda» del cierre de la planta, situada en la ría de Pontevedra, ni «mire hacia otro lado» cuando el sector industrial gallego «se muere». ‘Es un cierre político’, denuncian.

PUBLICIDAD

Los trabajadores del grupo papelero se han manifestado este jueves en Madrid contra la decisión del Ejecutivo del PSOE de no defender en los tribunales la prórroga para la actividad de la fábrica de Ence, que concedió el Gobierno de Mariano Rajoy.

La manifestación ha comenzado en la sede del PSOE, en la calle Ferraz, y ha culminado frente al Congreso de los Diputados, donde los representantes del comité de empresa han leído un comunicado en el que han insistido en que no van a permitir su cierre.

Allí, han acusado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de «no hacer nada» y le han pedido que «no se desentienda ni mire hacia otro lado» cuando el sector industrial gallego y del norte de España «se muere».

PUBLICIDAD

Los trabajadores de Ence califican de «incoherente» al PSOE que defiende la fábrica de Ence en Navia (Asturias) y acaba con 5.000 empleos en Pontevedra

En el comunicado, los trabajadores de Ence han calificado el posible cierre de la planta de Pontevedra como un «cierre político» y han señalado como responsables a la subdelegada del gobierno, Maite Larriba, y al teniente de alcalde del Ayuntamiento de Pontevedra, Agustín Fernández, porque, en su opinión, «Pedro Sánchez les debe favores por la necesidad de apoyo para liderar el partido».

Según los trabajadores, es «incoherente» que el PSOE defienda la fábrica de Ence en Navia (Asturias) y, al mismo tiempo, proponga cerrar o trasladar -algo que consideran «inviable»- la de Pontevedra.

El comité ha subrayado que el traslado es inviable porque la fábrica necesita una serie de condiciones técnicas que solo se dan en su ubicación actual y que no existen en otra parte de Galicia.

Los trabajadores han insistido en que «no van a consentir» el cierre de una fábrica que, según han señalado, es modélica a nivel ambiental, sostenible, eficiente, crea puestos de trabajo de calidad, cumple con las normas e invierte parte de sus beneficios en la mejora medioambiental.

PUBLICIDAD

El comité de empresa ha cifrado en más de 5.000 los empleos directos e indirectos que dependen de esta fábrica en toda Galicia.

Los trabajadores del grupo han estado acompañados por representantes de colectivos que también están afectados por el cierre de la fábrica de Ence, entre ellos el sector del transporte, el forestal y el industrial, además de los estibadores de los puertos de Marín y de Ribadeo, y representantes de las empresas auxiliares.

Una caravana de camiones ha acompañado a los manifestantes desde Pontevedra a Madrid y se han estacionado en Villaviciosa de Odón, desde donde los manifestantes se han desplazado en autobuses hasta la capital.

El pasado mes de marzo, la Abogacía del Estado comunicó a la Audiencia Nacional que desistía de continuar con la defensa de la prórroga de sesenta años, concedida en enero de 2016 al fabricante de pasta de papel por el Gobierno de Mariano Rajoy para mantener su actividad industrial en la ría de Pontevedra.