Programas del sabado
Ana Botín incrementa el objetivo de rentabilidad tras incluir Banco Popular

Ana Botín incrementa el objetivo de rentabilidad tras incluir Banco Popular

10 octubre, 2017
|
Actualizado: 10 octubre, 2017 14:36
|
PUBLICIDAD

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, eleva su propio objetivo de rentabilidad de la entidad para 2018, en concreto el retorno sobre el capital tangible (ROTE), desde el 11% hasta el 11,5%.

El nuevo objetivo se debe a la mejora de las perspectivas económicas en algunos de los principales mercados donde opera. Botín ha anunciado este cambio en sus objetivos en una reunión con unos 120 analistas e inversores de Banco Santander, celebrada este año por primera vez en la Bolsa de Nueva York y del que ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).  Según ha explicado, durante los últimos doce meses «la acción Santander ha evolucionado mejor que el mercado, con una subida del 54,3% frente al aumento del 35,8 % del índice Stoxx Banks«.

En julio de 2017, el banco anunció un aumento del 24% de su beneficio atribuido en el primer semestre del año gracias en parte al «fuerte crecimiento en Latinoamérica, mejoras importantes en España y la sólida evolución en el Reino Unido». Botín ha destacado que la entidad «ha avanzado mucho en la vinculación de clientes» y en la mejora de la calidad del negocio en los últimos doce meses, al tiempo que siguen viendo «crecimiento fuerte en Latinoamérica y tendencias positivas tanto en Europa como en Estados Unidos».

Según las cifras del Santander, en préstamos y depósitos, ha crecido con Banco Popular 67 puntos básicos, hasta alcanzar el 19% del mercado en el primer semestre del año. En Reino Unido baja en 39 puntos básicos, hasta el 10%, mientras que sube en 60 puntos básicos en Argentina, con una cuota del 11%, en México, con una cuota del 14%.

Según ha apuntado la entidad financiera, las tres claves del crecimiento rentable y estabilidad de ganancias: Masa crítica en Mercados emergentes, diversificación geográfica y los servicios digitales escalables. Según el Banco Santander, la perspectiva macro apunta a una aceleración cíclica y aumento progresivo de tasas en mercados desarrollados, con un crecimiento robusto en mercados emergentes, donde la estrategia se centra en avanzar en la transformación comercial «para superar  a los competidores en el crecimiento de los ingresos y la mejora de la eficiencia». La hoja de ruta, según el banco, es clara para «fortalecer el crecimiento de nuestras franquicias y captar valor del cliente y del accionista».

En julio de 2017, el banco anunció un aumento del 24% de su beneficio atribuido en el primer semestre del año gracias en parte al «fuerte crecimiento en Latinoamérica, mejoras importantes en España y la sólida evolución en el Reino Unido». Botín ha destacado que la entidad «ha avanzado mucho en la vinculación de clientes» y en la mejora de la calidad del negocio en los últimos doce meses, al tiempo que siguen viendo un «fuerte crecimiento en Latinoamérica y tendencias positivas tanto en Europa como en Estados Unidos».

«En Reino Unido, aunque el crecimiento del producto interior bruto (PIB) se ha ralentizado, la evolución es mejor de lo que preveíamos», por lo que han aumentado su objetivo de rentabilidad para 2018. Durante la reunión con analistas e inversores, Santander ha reafirmado el resto de sus objetivos, entre ellos el de incrementar el beneficio por acción en dos dígitos en 2018 y el de aumentar este año y el que viene tanto el dividendo total y en efectivo por acción como el valor neto tangible por acción.

La entidad está «trabajando duro» en la integración del Banco Popular, adquirido el pasado 7 de junio tras ser intervenido por las autoridades europeas de resolución, ha recordado Botín, que ha explicado que en 60 días han logrado sus tres objetivos clave.

Se trata, en concreto, del incremento del capital en 7.000 millones de euros, de la aceptación del 50 % de la oferta de bonos perpetuos para compensar a los clientes accionistas del Banco Popular que perdieron toda su inversión, o la venta de activos inmobiliarios, por unos 30.000 millones, la mayor de este tipo hecha en España.

Por su parte, el consejero delegado del banco, José Antonio Álvarez, ha afirmado en este mismo encuentro que la estrategia de la entidad «está funcionando», y ha añadido que continúan cumpliendo con los compromisos que mantienen con sus accionistas.

«Estamos aumentando el número de clientes vinculados y avanzando en la transformación digital sin dejar de ser uno de los bancos más rentables y eficientes del mundo», ha asegurado.

 

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD