Guerra abierta entre Acciona y Odebrecht en el Metro de Quito

Guerra abierta entre Acciona y Odebrecht en el Metro de Quito

28 noviembre, 2017
|
Actualizado: 28 noviembre, 2017 8:27
|

Prosigue el conflicto abierto entre Acciona y Odebrecht por la línea de Metro en Quito. La brasileña ha asegurado que no ha salido del consorcio, mientras la española ha afirmado que realiza sola los trabajos.

Acciona ha asumido la gestión y la ejecución plena de las obras de la fase II del Metro de Quito, cuyo montante en el concurso público alcanzaba los 1.460 millones de euros. No obstante, Odebrecht, envuelta en casos de corrupción, ha rechazado ceder su participación del consorcio conjunto que desarrolla las obras.

Odebrecht ha asegurado que sigue formando parte del «Consorcio Línea 1 – Metro de Quito: Acciona – Odebrecht», y que «dicho consorcio no ha sido modificado, según evidencia el Contrato firmado entre el Municipio de Quito y el Consorcio Acciona-Odebrecht, el cual es público», por lo que Acciona no estaría en solitario. «Nuestra prioridad es la conclusión de la obra dentro del plazo previsto y con los más altos estándares de calidad», ha continuado la brasileña en un comunicado.

Por su parte, el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, se ha desentendido del conflicto entre las dos empresas al considerar que el objetivo es concluir las obras. En una entrevista a Efe, Rodas ha asegurado que no interferirá entre Acciona y Odebrecht mientras el proyecto del metro avance correctamente. «Hemos conminado a ambos miembros del consorcio a una solución del conflicto para no poner en riesgo la base del proyecto. Nuestra responsabilidad, y la seguiremos exigiendo, es el cabal cumplimiento del contrato de construcción del metro de Quito», ha considerado, por lo que no se descarta que tenga que tomar cartas en el asunto si el plazo de las obras no avanza según lo previsto. «Hasta el momento no se ha producido ningún incumplimiento del desarrollo del contrato», ha matizado.

Sin embargo, ha continuado que habrá una intervención legal, si se produjera «el más mínimo incumplimiento«. «Pero eso todavía no ha ocurrido y esperemos que no suceda, hasta ahora el contrato se viene produciendo en fondo y en forma», ha considerado.

«La compañía ha tomado esta medida una vez cumplidos todos los trámites exigidos por la legislación ecuatoriana, entre otros la autorización de la Municipalidad de Quito y la no objeción de las distintas entidades multilaterales financiadoras del proyecto«, afirmó en un comunicado Acciona. A juicio de la empresa controlada por la familia Entrecanales, se «cumple escrupulosamente con los acuerdos firmados y ratificados por todas las partes implicadas en este proceso».

Odebrecht, no obstante, comunicó en 2016 su intención de retirarse del consorcio y se firmó un acuerdo para su salida a finales de ese mismo año. Sin embargo, no se ha firmado dicha salida, ya que la brasileña afirma que rechazó la cesión de su participación en el consorcio, desmintiendo así a Acciona. De hecho, la guerra entre ambas empresas continúa vigente a día de hoy.

«Como ha sido informado reiteradamente por Odebrecht, -dice- nuestra Compañía informó tanto a Acciona como al Municipio de Quito su desistimiento de ceder su participación en el Consorcio Acciona – Odebrecht, el 6 y el 18 de abril respectivamente, una vez que el acuerdo privado suscrito con Acciona no se perfeccionó por incumplimiento de los requisitos previstos en la ley ecuatoriana», ha afirmado Odebrecht. «Por lo expuesto, el proceso para la salida de uno de los socios del consorcio no se ha cumplido», apuntó.

 

.
Noticias Relacionadas: