PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
IndraEl presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell. / EFE

Se abren las negociaciones para los 13.000 despidos en Indra Soluciones Tecnológicas

El viernes Indra también presentó un nuevo procedimiento de despido colectivo, en este caso para Indra Sistemas, que podría afectar a 6.000 trabajadores

Indra convocará a los sindicatos para iniciar la negociación del despido colectivo en Indra Soluciones Tecnológicas -donde trabajan más de 13.000 personas- a partir de este lunes, cuando expira el plazo para que estos designen a sus representantes en el proceso, según fuentes sindicales.

El proceso “afectará potencialmente a todos los centros” de Indra Soluciones Tecnológicas de la Información (TI), según avanzó la compañía a los representantes de los trabajadores.

Los sindicatos tienen de plazo hasta mañana, lunes, para comunicar a la empresa los nombres de los 13 miembros que les representarán en el proceso y a partir de ahí la compañía será la que les convoque para constituir la mesa de negociación, han informado a EFE fuentes sindicales.

Las fuentes no ven probable que la compañía les convoque este mismo lunes a la constitución de la mesa de negociación, aunque sí esperan que sea a lo largo de la semana.

A partir de ahí, comenzará el proceso de consultas de este proceso, que la compañía anunció que iniciaría a los sindicatos en una misiva que les remitió el pasado 2 de octubre.

El viernes Indra también presentó un nuevo procedimiento de despido colectivo, en este caso para Indra Sistemas, que podría afectar a 6.000 trabajadores.

En ambos casos, la empresa alega como causas el descenso de beneficios y la necesidad de transformar la plantilla, han añadido las fuentes.

Indra Sistemas es la empresa del grupo Indra dedicada a transporte, defensa y tráfico aéreo, mientras que Indra Soluciones TI es la de información y tecnologías de la información.

MEDIO AÑO DESPUÉS DE LA RETIRADA DEL ERTE

Este proceso arranca medio año después de que la compañía retirara una propuesta de expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que había planteado a los sindicatos para todas las filiales del grupo, después de la convocatoria del Estado de Alarma.

Por entonces estaba previsto que el proceso afectara a un máximo de 10.000 trabajadores. En la propuesta también se planteaba una rebaja salarial para el resto de la plantilla.

La empresa alegó causas económicas, técnicas, organizativas y de producción para aquel ERTE planteado, que tendría una duración de tres meses y que fue rechazado por los sindicatos en el transcurso de varias reuniones que se celebraron.

Tras retirar la propuesta, Indra aseguró que confiaba en que en el momento que fuera necesario los representantes de los trabajadores apoyarín las decisiones que deberá tomar.

La propuesta de la tecnológica respondía, según se explicó entonces, a su intención de empezar a mitigar los impactos que la actual crisis sanitaria ya está produciendo y que crecerá en los próximos meses.

El objetivo era evitar daños mayores para el empleo en el futuro, buscando el interés general de la empresa, ha apostillado.

DE MOMENTO SIN VALORACIONES

Por el momento, fuentes sindicales en declaraciones a EFE no han querido entrar a valorar la nueva propuesta planteada por la empresa este 2 de octubre a la espera de conocer los detalles.

La mesa de negociación está integrada por 13 representantes sindicales, de los que 5 corresponden a CCOO (sindicato mayoritario), 2 a UGT y 2 a USO, entre otros.

Una vez que se abra el periodo de consultas, será cuando empiece el plazo de negociación y será cuando la compañía ofrezca la información a la autoridad laboral y a los representantes legales de los trabajadores.

El pasado julio Indra anunció que había perdido 75 millones de euros durante el primer semestre del año, frente a los 34 millones de beneficio neto que obtuvo en el mismo periodo de 2019, tras ver descender sus ingresos en un 4 % como consecuencia del coronavirus, según comunicó entonces a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).