Siro refinancia la deuda con los bancos acreedores y un juez anula su ERTE de junio

Siro refinancia la deuda con los bancos acreedores y un juez anula su ERTE de junio

15 diciembre, 2020
|
Actualizado: 15 diciembre, 2020 16:24
|
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El grupo Cerealto Siro ha cerrado un acuerdo para refinanciar su deuda con ocho bancos acreedores y ha sido condenado por un juez a pagar los salarios en atraso de 168 trabajadores a los que suspendió de empleo durante el mes de junio, ante la previsión de producir menos por la caída de los pedidos.

La homologación del citado acuerdo de refinanciación ha sido publicada este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), y aparecen como acreedores Banco Santander, Rabobank, Bankia, Banco Sabadell, Caixabank, Caja Rural de Zamora, Banco Cooperativo Español y Liberbank.

Un portavoz de la firma ha explicado a Efe que el objetivo de esta negociación era «refinanciar la deuda del grupo para seguir acometiendo la hoja de ruta de su plan estratégico 2023», que pasa por centrarse en una treintena de clientes a escala mundial y alcanzar una facturación de 2.000 millones de euros para 2030.

En este sentido, ha recordado que su previsión es invertir más de 128 millones hasta 2025 en nuevas tecnologías en sus fábricas.

La compañía afronta, además, una sentencia en contra del Juzgado de lo Social de Palencia -hecha pública recientemente- a causa del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que aprobó antes del verano para una de sus fábricas en la localidad de Venta de Baños.

El fallo, al que ha tenido acceso Efe, da la razón a los sindicatos y considera que las razones alegadas por la empresa para suspender temporalmente de empleo a 168 trabajadores eran «injustificadas».

Por ello, condena a Cerealto Siro «al pago de los salarios dejados de percibir o, en su caso, al abono de las diferencias que procedan respecto al importe recibido por las prestaciones por desempleo».

La compañía argumentó a la hora de presentar el ERTE que preveía una fuerte caída de los pedidos de tortitas y berlinas de su principal cliente (la cadena de supermercados Mercadona), debido a los cambios en las tendencias de consumo por la pandemia.

Responsables de la empresa han asegurado que el acuerdo de refinanciación y esta bajada de los pedidos son «dos temas independientes», y han incidido en que el ERTE pretendía «adaptar la producción a la previsión de demanda en algunas categorías dirigidas al consumo fuera del hogar».

El grupo, con sede en el municipio palentino de Venta de Baños facturó 577 millones de euros en 2019 (un 3,8 % menos), su producción alcanzó las 374.000 toneladas (un 4,5 % inferior a la cifra de un año antes) y emplea a cerca de 4.600 personas.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD